Home / Sexo  / Parejas  / 7 formas de apicantar la posición del ‘misionero’

7 formas de apicantar la posición del ‘misionero’

7 formas de apicantar la posición del ‘misionero’. ¡En la sencillez habita la diversión! Por: Isabel Zuluaga 7 formas de apicantar la posición del ‘misionero’. No nos digamos mentiras, esta es una postura

7 formas de apicantar la posición del ‘misionero’. ¡En la sencillez habita la diversión!

Por: Isabel Zuluaga 

7 formas de apicantar la posición del  ‘misionero’. No nos digamos mentiras, esta es una postura famosa por su simplicidad, burlada y catalogada alrededor del mundo como la más aburrida de todas, sin embargo, es mejor que te saques esas ideas de la cabeza y le des otra oportunidad con estas 7 maneras de darle un toque kinky y ‘sucio’ a las cosas.

¡Échales un ojo y saca tus propias conclusiones!  

Formas de apicantar la posición del  ‘misionero

Los juegos de rol y disfraces siempre serán la forma perfecta para añadirle sabor a este clásico de los clásicos. Aprovéchenla para que él interprete papeles dominantes y tu juegues a somertete a sus deseos. ¡¿Así o más excitante?!

Formas de apicantar la posición del  ‘misionero’ 

La clave está en no convertirte en una vaca muerta y esto lo logras moviendo tus caderas por debajo de su cuerpo y haciéndole saber que también estás al comando de la situación.


Formas de apicantar la posición del  ‘misionero’

La gracia está en variar el ritmo y la profundidad de la penetración. Para esto es necesario que ambos estén conectados física y emocionalmente. Sáquenle provecho al contacto visual para guiarse y saber cuándo disminuir o aumentar la intensidad.

Formas de apicantar la posición del  ‘misionero’ 

Además de los juegos de rol, también es vital si permites que tu chico te coloque vendas o esposas a la hora de hacerlo. Eso hará de la sensación algo mucho más divertida y traviesa. ¡¿Qué esperas?!

Formas de apicantar la posición del  ‘misionero’ 

El spanking es la forma perfecta de aderezar esta postura, pues además de que las palmadas propician la excitación, aportan una espontaneidad y dinámica juguetona a la cama. Las nalgadas pueden venir de ambas partes.

 

Formas de apicantar la posición del  ‘misionero’

Es la oportunidad perfecta para sentirte deseada por tu chico, así que no hay nada mejor que permitir que él se explaye sobre tus senos y utilice sus manos y boca para estimular esos puntos erógenos.

Formas de apicantar la posición del  ‘misionero’

Sáquenle el jugo a los besos, los mordiscos, los arañazos, jalones de cabello y ahorcamientos leves para que la experiencia les vuele la cabeza. ¡Wohoo!

soporte@digitarianos.co

Clasificación general
SIN COMENTARIOS

PUBLICAR UN COMENTARIO