Opinión

Lo que aprendí después de acostarme con un hombre casado

Lo que aprendí después de acostarme con un hombre casado

Lo que aprendí después de acostarme con un hombre casado. ¡Lecciones de vida que no debes pasar por alto!

Por: Isabel Zuluaga

Lo que aprendí después de acostarme con un hombre casado. No nos digamos mentiras, ponerle reglas al corazón es misión imposible. Como dicen por ahí, el amor es ciego y cuando estamos enamoradas, añadirle sensatez a todo lo que sentimos es una tarea difícil; sin embargo, hay situaciones en las que es mejor pensarlo dos veces antes de meter la pata.

Si quieres evitarte un dolor de cabeza, échale un ojo a las lecciones que toda mujer aprende luego de involucrarse con un hombre casado.

Lo que aprendí después de acostarme con un hombre casado – No.1

Cuando un man está comprometido con alguien más, jamás cumplirá la entrega, el futuro divorcio o las mil promesas de amor que te hace. Sí, puede que te quiera, pero no tanto como para dejar la comodidad de una relación estable de lado. ¡Pilas!

7 tipos de personas que no necesitas en tu vidaLo que aprendí después de acostarme con un hombre casado – No.2

Valemos mucho como para ser segundo plato de alguien más. No hay razón para mendigar amor de un tipo incapaz de decidirse entre dos mujeres.

Lo que aprendí después de acostarme con un hombre casado – No.3

Terminas convirtiéndote en una sombra, pues tu vida emocional es un asunto que debe ser mantenido en completo secreto. ¡Ojo!

Lo que aprendí después de acostarme con un hombre casado – No.4

La culpa de destruir un hogar o dañar un matrimonio feliz te perseguirá hasta el fin de tus días. ¡No es justo contigo ni con su pareja!

Lo que aprendí después de acostarme con un hombre casado – No.5

Apoyar o ser parte de una infidelidad solo servirá para que alguien más salga lastimado y con tanto pez en el agua no vale la pena tanto sufrimiento.

12 cosas que los hombres odian en secreto del sexoLo que aprendí después de acostarme con un hombre casado – No.6

Un hombre comprometido es un hombre a medias e incapaz de tomar la vida por las riendas.  

Lo que aprendí después de acostarme con un hombre casado – No.7

No vale la pena andar destruyendo hogares a punta de una relación a medias, de la que seguramente saldrás con el corazón hecho pedazos.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *