Estilo de vidaMujer

Cuando aprendí a no esperar nada de nadie

Cuando aprendí a no esperar nada de nadie. Reduce tus expectativas y vive feliz

Cuando aprendí a no esperar nada de nadie. Reduce tus expectativas y vive feliz

Por: Isabel Zuluaga

Cuando aprendí a no esperar nada de nadie.  “Nos provocamos nosotros mismos dolor, y podemos aliviarlo simplemente abandonando las expectativas que lo están causando.” Así lo afirma Leo Babauta en su libro Hábitos Zen, donde explica que esperar demasiado de los demás solo nos servirá para amargarnos la vida.

Así es, ya va siendo hora de deshacernos de la manía de control y entregarnos al universo sin miedo, pues como dicen por ahí, “todo se da como se debe dar.” Por supuesto  que es crucial trabajar  con ahínco por nuestras metas pero debemos aprender que si las cosas no ocurren como soñábamos, por algo será.   

Te invitamos a leer estas técnicas que te ayudarán a reducir tus expectativas y vivir más tranquila. ¡Toma nota y llévalas a la práctica!

Cuando aprendí a no esperar nada de nadieCómo aprender a no esperar nada de nadie. – Técnica 1

Agradece a diario por todo aquello que tienes y eres. Es recomendable hacer una lista diaria de las cosas por las que te sientes agradecida, ya que esto no solo ayudará a subirte el ánimo, si no que te hará sentir que pasé lo que pase con cualquier situación, estarás bien.

Cómo aprender a no esperar nada de nadie. – Técnica 2

No se trata de ser autosuficiente, sino de comprender que no eres el centro del mundo de nadie y que los demás también tienen sus prioridades.

Cómo aprender a no esperar nada de nadie. – Técnica 3

Esfuérzate al máximo por aquello que quieres, pero luego, deposita la situación en las manos del universo y verás como este te dará respuestas.  

Cómo aprender a no esperar nada de nadie. – Técnica 4

No des nada con la intención de recibir algo a cambio. Ofrece tu cariño, amistad y dinero con el deseo único de hacer bien al otro. ¡Así de simple!  

Cómo aprender a no esperar nada de nadie. – Técnica 5

Deja de culparte a ti o a los demás porque las cosas no salen como querías. Eso solo servirá para desarmonizar las energías.    

Cómo aprender a no esperar nada de nadie. – Técnica 5

No reclames ni aceptes escuchar quejas sobre los demás. Además de llenarte de negatividad, eso solo servirá para acentuar problemas inexistentes.

Cuando aprendí a no esperar nada de nadieCómo aprender a no esperar nada de nadie. – Técnica 6

Ámate, conócete a ti misma y concientizate de que aunque la gente no pueda acompañarte todo el tiempo, te tienes a ti misma. ¡Eres tu propio pilar!

Cómo aprender a no esperar nada de nadie. – Técnica 7

Comprende que en vez de ser un sentimiento repleto de condiciones, el amor es libre.  

Share:

1 comment

  1. arturo kortazar azpilikueta martikorena 23 abril, 2019 at 11:46 Responder

    La gente se frustra cuando espera algo de alguien o de algo, una llamada, un beso, un abrazo, un trabajo, una recompensa, o un amor, y no viene, por eso, no esperes que te llamen, ni que te amen, ni que te pregunten cómo estás, ni si te quieren o no. No esperes nada y entonces serás libre de la gente… Todo lo que la gente te dé es un bonus, es un extra, un regalo, recíbelo, pero no esperes nada más, porque nadie te debe nada. Nadie tiene el deber de entenderte, no esperes comprensión y no saldrás lastimado. Todo lo que necesitas no está fuera, está dentro tuyo. Lo único que tienes que hacer es respirar un día más frente a tu problema. Tu problema desafiará a la persona valiosa que hay dentro tuyo para enseñarte que no eres el inquilino de tu vida, sino su dueño y que tu vida merece tu mejor actuación. ¿Si habrá conflictos? Claro que sí, ellos te recordarán que no estás en la vida para participar, que estás para ganar. No estás para ver qué pasa, estás preparado para defender lo que te corresponde. No esperes que nadie pelee por ti, pelea y defiende lo tuyo, no permitas que ningún tóxico invada tu campo. La esperanza es esperar algo, que venga del cielo y lo único que cae de arriba es el agua de lluvia o nieve, un meteorito, o alguna cagada de una paloma jajaja…

    ARTURO KORTAZAR AZPILIKUETA MARTIKORENA Copyrigth

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *