Parejas

¿Qué tan fácil te enamoras?

¿Te enamoras constantemente? ¿Vas por la vida enamorándote de quien primero se te atraviesa en el camino o quien compartes unas cuantas palabras? Déjame decirte entonces, eres de los que se enamora fácil.

Por: Héctor Ramírez

Si alguien te saluda con efusividad y crees que ya hay un interés por parte de esa persona y no solo respondes a ese saludo sino que empiezas a construirse castillos en el aire, te enamoras fácil. Si alguien te sonríe con cordialidad y sientes el flechazo de Cupido y empiezas a pensar la operación conquista, te enamoras (muy) fácilmente. Claro, el amor es lo más lindo de la vida, pero si esto es recurrente tienes que cuidarte porque puede ser tan solo falta de afecto. A veces es el miedo a estar solo o quizá un vacío emocional que necesitas llenar con cualquier persona.

¿Qué tan fácil te enamoras?

Tumblr: exist-in-mind

Si te enamoras así de fácil, eres una persona enamoradiza. Una persona enamoradiza es aquella que salta de una conquista a otra, pero no como ocurre con el Don Juan, sino todo lo contrario; el enamoradizo sí se enamora, siente que esa persona es el amor de su vida, que es el alma gemela y se lo cree, se crea falsas expectativas y hasta pierde el control (sobra decirlo, tiene soldadura en el corazón de tanto que se le ha roto y vuelto a armar).

Es muy probable que, si te enamoras de esta forma, debas detenerte y pronto, si no quieres que tu imagen quede por el suelo, así como tu corazón, cada vez que te digan “No, gracias, creo que malinterpretaste mis más sinceras manifestaciones de amistad”. Yolanda Hernández, psicóloga social y conocedora del tema afirma que los enamoradizos deben poner los pies sobre la tierra, pues si bien las otras personas pueden ser amables, tienen una intencionalidad concreta, y si te enamoras tan rápido eres susceptible de malinterpretar a otros, o de correr el riesgo de que te utilicen.

¿Qué tan fácil te enamoras?

Tumblr: 8ast

Además, según Marisol Ramírez Cabrera, psicóloga especialista en PNL, “Una de las consecuencias negativas principales para la persona ‘enamoradiza’ es que sus relaciones no llegan a una profundidad y madurez suficiente que le permita crecer como persona al lado de una pareja”. Si todas las relaciones de pareja son una oportunidad de evolución personal y tú te enamoras cada rato, estás quitándote esa oportunidad.

¿Qué hacer al respecto? Después de terminar una relación, date un tiempo de reflexión y no corras a enamorarte de lo primero que se atraviese. Además, date la oportunidad de iniciar nuevos proyectos y de crecer cognitiva y espiritualmente. Los nuevos  amores  llegarán, pero sin afanes. Debes tener claro que todos los seres humanos son merecedores de amor y respeto; por lo tanto, para enamorarse es necesario darse la oportunidad de conocer mejor a su compañero y vivir la relación de manera coherente, basándose siempre en la realidad y no en imaginarios pues, como dice un autor anónimo: “Qué pena confundir una hermosa amistad con amor, pero más triste es decir que solo fue un error”.

Share:

1 comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Pin It on Pinterest