Parejas

Posiciones románticas para hacer el amor

A todos nos encanta hacer el amor, pero no siempre tiene que ser una experiencia salvaje. A veces es bueno cambiar la mordida de almohada por cosas un poco más dulces y, quizá, más intensas.

Por: Héctor Ramírez

El kamasutra está lleno a rebosar, naturalmente, de posiciones geniales para hacer el amor. Sin embargo, a veces no queremos hacer el Salto del mico (si no saben, busquen en Google), sino que se nos antoja algo un poquitín más romántico. Aquí les dejo un listado de las cinco posturas para hacer el amor romántica y dulcemente, ideales para la primera vez, para mirarse a los ojos, besarse, abrazarse y acariciarse. ¿La única condición? Pónganlas en práctica.

Posiciones románticas para hacer el amor

Tumblr: couplenature-3.gif

El caballito mecedor: En esta posición él debe sentarse con las piernas cruzadas e inclinarse hacia atrás, apoyándose con los brazos. Ahí ella se arrodilla sobre su regazo y lo abraza con sus muslos, mientras se inclina hacia abajo. En esta postura es ella quien lleva el control, por lo que puede determinar la velocidad y la profundidad de la penetración que desee. Hacer el amor de esta forma les garantiza contacto visual de frente, y todos los besos que puedan tener.

El triángulo resplandeciente: A primera vista, nos recuerda a la clásica posición «Misionera» (mujer sobre su espalda y el hombre en encima de ella). Sin embargo, el truco con esta postura es que él se ponga “a lo perrito”, ahí ella levanta las caderas hacia su pene para lograr la penetración. Él permanece en esta posición mientras ella haces toda la jugada. Así que en realidad, nada tiene que ver con el misionero, y hacer el amor de esta forma es mucho más dulce.

Posiciones románticas para hacer el amor

Tumblr:dispiratedreject.gif

El nirvana: El nirvana es un verdadero clásico para hacer el amor con pasión y estimulación visual. Mientras ella se acuesta sobre la cama  y se aferra a los bordes (sin bordes no se vale), mantiene sus piernas bien juntas mientras él te penetra. En esta postura, ambos se mueven y la presión de los muslos de él en ella, intensifican el efecto de penetración y proporciona una estimulación natural del clítoris.

El desliz: Para lograr esta postura, él se acuesta sobre su espalda y ella se extiende encima con las piernas juntas. Mientras él la penetra, ella puede comenzar a menear suavemente el cuerpo de arriba a abajo. Ella puede complementar con intensos besos en la boca o en el cuello, abrazarlo o dejarse llevar. El desliz es una posición sexual bastante fácil de dominar y les sorprenderá todo lo que pueden llegar a sentir haciendo el amor de esta forma.

Share:

1 comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *