Parejas

Lo que aprendí de su infidelidad

Una infidelidad no se le desea a absolutamente nadie pero, así mismo, nadie está exento de ella. No hay nada que pueda prepararte para eso, pero hay algunas cosas que te quedan muy claras una vez pasó.

Por: Héctor Ramírez

La verdad, no consideró que una infidelidad es algo que se le pueda desear a una persona, ni siquiera a un enemigo. Al menos así lo siento desde que me pasó a mí. La infidelidad se puede resumir en la sensación de estar confiado subiendo unas escaleras y que, al dar un paso más, esperes un peldaño y encuentres el vacío. Nada te prepara para eso, para la caída y para el golpe que viene después. Tras meditar mucho los ‘cómos’ y ‘por qués’, llegué a algunas conclusiones que, si te pasó lo que a mí, pueden llegar a serte útiles para lidiar con el sabor amargo del vacío y el dolor en el corazón.

Lección No. 1:

A veces, el amor no es suficiente. Simplemente, para ciertas personas y en ciertos momentos, no da la talla. No alcanza a llenar todo lo que alguien necesita del otro. Es triste, pero así somos las personas, y el amor es algo muy abstracto; lo que para ti es mucho para el otro puede ser poco y no llenar sus expectativas. No, no es tu culpa. Si sabes que amaste con intensidad puedes tener paz en tu corazón, pero la verdad es esa, el amor puede no llegar a ser suficiente.

Lo que aprendí de su infidelidad

Tumblr: fairytailchaotic

Lección No. 2:

Y puede que no dure para siempre. Puede que tengamos una sola relación en la vida, o puede que tengamos muchas. Aún con amor profundo, no todo durará por siempre. Hay demasiadas cosas que se pueden interponer en el camino, como la infidelidad. La vida del otro no te pertenece eternamente, aunque así se desee. Es mejor saber que por más que quieras estar por siempre con alguien, los planes del destino pueden variar y esto no es responsabilidad tuya.

Lección No. 3:

Nunca conoces por completo a alguien. Aunque estén todos los días juntos, por más que lleven años, y hasta conozcas a sus amigos y familia, no es suficiente. Ni siquiera nosotros mismos nos conocemos del todo. No lo queremos aceptar, pero esa dura verdad se vuelve tangible cuando aquella persona, a la que creíamos conocer como a la palma de nuestra mano, comete una infidelidad.

Lección No. 4:

Descubres lo importante que es la comunicación. Hablar, comunicar todo tipo de pensamientos, es sumamente valioso. Desde las ideas ridículas o locas, hasta lo que apena tu corazón. Sin eso, nunca sabrás tampoco cómo mejorar las cosas, o prevenir alguna infidelidad.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *