Parejas

¿La monogamia ha muerto?

Sólo el 3 o el 5% de las cerca de 5.000 especies de mamíferos practican la monogamia. Entre estos animales destacan con notoriedad los castores, los lobos y algunos murciélagos. ¿Y los humanos?

Por: Héctor Ramírez

La ciencia no siempre suele traer buenas noticias en cuanto al sexo concierne, pues entre más estudios se realizan y más abierto se vuelve el comportamiento humano, más se tiende a afirmar que no somos mamíferos monógamos o que, en pocas palabras, la monogamia ha muerto con el nuevo siglo. Para poder entenderlo, hay que entender que existen diferentes tipos de monogamia. Por ejemplo, la monogamia social es un término que se refiere a las criaturas que forman las parejas y crían descendencia. Así que un marido que traiciona a su mujer con otra relación romántica y vuelve a casa a tiempo para meter a los niños a la cama sería considerado socialmente monógamo.

¿La monogamia ha muerto?

Tumblr: couplenature

Por otra parte, la definición de monogamia para los científicos varía. Algunos psicólogos evolucionistas han sugerido que los hombres tienen una mayor probabilidad de tener relaciones sexuales fuera del matrimonio, en parte debido a la urgencia de sexo masculino por ‘esparcir su semillita’ mediante la difusión de los espermatozoides. Tanto las mujeres como los hombres, estos científicos dicen, tratan de mejorar su progreso evolutivo mediante la búsqueda de parejas de alta calidad, aunque lo hacen de diferentes maneras. En resumen y según eso, una pareja de alta calidad no basta y hay que buscar más.

La monogamia como tal, entonces, existe entre un hombre y una mujer evolucionados por el bienestar de los niños. Sin embargo, afirma Jane Lancaster, una antropóloga evolucionista en la Universidad de Nuevo México, “Ese vínculo puede encajar en todo tipo de patrones de matrimonio: poliginia, monoparentalidad, monogamia”. Es de destacar, claro, que la especie humana es única entre los mamíferos en que los padres invierten en la crianza de los niños.

¿La monogamia ha muerto?

Tumblr: couplenature

“Hay suficiente evidencia de que los hombres tienen menos que perder que las mujeres por tener relaciones sexuales fuera del matrimonio”, dijo Jane. “El tener menos que perder significa que es más fácil para ellos hacerlo”. La ausencia de monogamia también se puede presentar en las mujeres, pero es menos probable, ya que “para las mujeres, el bienestar de sus hijos no es mejorado por la promiscuidad”. Según eso, la ciencia ya nos está marcando a los hombres como perros por genética.

Parece ser entonces que, tanto la monogamia social como la monogamia sexual en los seres humanos, es una estructura social más que un estado natural. Esto puede alborotar mucho a cientos de románticos (para serles sincero, a mí me alborotó) que creen en la fidelidad y el amor eterno. Para todos ellos, traigo una pequeña luz de esperanza: Si pudimos pasar de ser simios en árboles a personas sobre el asfalto, quizá podamos pasar de promiscuos por naturaleza a monógamos. Quizá se pueda luchar contra la evolución. Mientras tanto, mientras eso no se pueda lograr y así sea triste aceptarlo, debemos hacerlo: La monogamia ha muerto.

Share:

1 comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *