Parejas

Ghosting, la nueva forma de terminar

Ghosting es una forma de terminar que se popularizó por Charlize Theron, pero existía mucho antes de que ella la usara y, tanto ahora como en ese entonces, es cruel como ninguna otra.

Por: Héctor Ramírez

Charlize Theron lo puso en práctica con Sean Penn y desde entonces su popularidad fue creciendo, pero no por ello no tenía existencia antes, y así mismo, no por ello deja de ser algo bastante egoísta. Claro, terminar una relación es incómodo y triste para ambas partes y no hay un manual que diga cómo o cuándo se debe hacer. Es de esas cosas que nos toca aprender a lo largo de la vida, a las buenas o a las malas; no hay una forma correcta de hacerlo, pero aun así, las hay menos crueles que el ghosting.

Básicamente, ghosting se trata de desaparecer de la vida de otra persona sin comunicárselo. Tomar la decisión de forma arbitraria y unilateral. Implica evitar cualquier contacto posterior con la ya expareja, no explicar por qué se tomó la decisión, no contestar llamadas, whatsapps, mensajes, correos, ruegos y súplicas, y no permitir un encuentro. Una encuesta realizada en 2014 por el The Huffington Post concluyó que el 11% de las personas han recurrido en algún momento al ghosting como forma de terminar una relación; el 16,7% de hombres y el 24,2% de mujeres han usado el ghosting alguna vez en su vida.

Ghosting, la nueva forma de terminar

Claro, tiene sus ventajas: evita prolongar la ruptura pues no existe la dinámica de seguir en contacto, salir de vez en cuando y hablar; es un signo de firmeza y decisión pues no cualquiera es capaz de cortar tanto amor y recuerdos de manera tan abrupta; es una solución efectiva, pues el dolor, desconcierto e impotencia que genera acabaran por matar cualquier sentimiento que sobreviva; es útil para cuando no queda más que decir, para cuando todas las razones fueron dadas y no queda más por qué luchar y, por sobre todo, demuestra que hay una buena razón para hacerlo, pues una decisión tan radical como el ghosting no se toma solo porque sí.

Por otro lado, puede pensarse que esta forma de romper una relación es egoísta, cruel y poco respetuosa con la historia que se compartió junto a la otra persona. Es probable que el que decida hacerlo sea inmaduro y cobarde, además de incapaz de enfrentar los problemas de frente. Recuerden que, a pesar de todo, fue común acuerdo cuando decidieron compartir juntos sus vidas, y así mismo debería ser cuando decidan terminar. Si intentaron todo y el amor no puede rescatarse, al menos valoren al otro y eviten el ghosting. Es su decisión.

Share:

1 comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *