Parejas

Esto es lo que nos han enseñado sobre el sexo y debemos olvidar

En teoría, deberíamos aprender del sexo por medio del colegio y de nuestros padres, pero la verdad es que mucho de lo que sabemos llegó a nosotros por el saber popular e internet, y no todo es tan cierto como crees.

Por: Héctor Ramírez

En algún momento de nuestra vida nos vimos enfrentados al incómodo momento en que nuestro papá o nuestra mamá quería hablarnos de sexo y empezó a contarnos de lo que pasó para que naciéramos (cosa que ninguno de nosotros quería saber), o si no, nos tocó mamarnos dos horas en que la psicóloga del colegio explicaba que los hombres y las mujeres tienen piezas que encajan como las de un lego, y que encajarlas y desencajarlas es chévere, se llama sexo, y toca hacerlo con responsabilidad. Sí, fue esa misma charla en que a todos nos regalaron condones y nos pusimos a inflarlos en el salón o a llenarlos de agua. A pesar de que nos pareció (y nos sigue pareciendo) una boleta, todo eso fue necesario para conceptualizar el sexo en nuestra mente y enterarnos de que no nacimos porque un pajarito nos trajo volando.

A pesar de todos los esfuerzos de la sociedad por educarnos frente al sexo, también aprendimos muchas cosas de los amiguitos más grandes que nosotros y de internet, en el mejor de los casos, o de revistas porno de nuestro papá, en el peor. Muchos de estos conocimientos son erróneos y no hicieron más que dañarnos la cabeza; tenemos que reconsiderar todo lo que aprendimos, atesorar lo importante y desechar lo que no nos sirve. Para ello, a continuación, te traigo algunos ejemplos de eso que deberías sacar de tu cabeza para disfrutar del sexo como debe ser:

  1. Esto es lo que nos han enseñado sobre el sexo y debemos olvidar

    Tumblr: ilove-kissingyou5.gif

    Se puede tener sexo en donde sea. Es verdad que para tener una vida sexual plena no hay que caer en la rutina, pero no todos los lugares son adecuados, por ejemplo, la iglesia, o el cuarto de nuestra mamá.

  2. El sexo es un asunto únicamente fisiológico. El error que cometen algunos caballeros es ver el tema únicamente de esa manera, sin pensar que el sexo también significa un vínculo afectivo entre un hombre una mujer, un punto al que le da mayor realce el sexo femenino.
  3. Hay que dejar el televisor prendido para no venirse tan rápido. Mentira. Ese bicho ahí prendido solo va a lograr distraer a alguno de los dos (por lo general al hombre), no se va a concentrar lo que debería y al final va a resultar siendo una tamaña decepción.
  4. El sexo es únicamente una demostración de amor. Esta es la otra cara de la moneda. Si durante las relaciones sexuales únicamente muestras el lado romántico, muy probablemente tu pareja terminará por aburrirse. Sí, claro, hay amor involucrado, pero hay que meterle lujuria y picante a la vaina; no son ositos de peluche abrazados, son seres humanos teniendo sexo duro y puro.
  5. El juego previo en exceso. Claro, esto es importante, hay que prender la estufa antes de hervir el agua, pero no hay que quedarse en esas. Después de un rato es aburrido. Van a lo que van, no a calentarse y dejar el agua sin hervir (si saben a lo que me refiero).
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *