Parejas

El amor en la era digital

Amor ha existido desde que el hombre tiene consciencia de sí mismo, y en la medida que el hombre evolucionó, el amor también lo hizo hasta ser lo que es hoy en día: amor en la era digital.

Por: Héctor Ramírez

Había una vez un hombre y una mujer; estudiaban juntos y se gustaban, pero ninguno tenía la iniciativa de saludar al otro. Un día, armándose de valor, él la invitó a tomar un café. Allí, hablando él se dio cuenta de que ella se llamaba como su personaje favorito de un libro, y ella notó que les gustaba la misma música. Él se enamoró de su voz y ella de su sentido del humor, además, notaron que conocían a varios de sus amigos. Después de una encantadora tarde, él la acompañó a su casa y ella, antes de despedirse, le dio un tímido beso en la comisura de los labios. Cuando él se fue, ella se quedó mirándolo y cuando ella cerró la puerta, el giró su cabeza para ver, por última vez, el destello de su sonrisa.

El amor en la era digital

Tumblr: wowreport

Suena lindo, ¿no? A ver ahora. Había una vez un hombre, y una mujer; estudiaban juntos y se gustaban, pero ninguno tenía la iniciativa de saludar al otro. Él la buscó por Facebook, averiguó cómo se llamaba, vio todas sus fotos y cuántos amigos tenían en común. Un día, armándose de valor, le envió una solicitud de amistad. Ella la aceptó, hablaron varias noches seguidas, y quedaron en ir a tomar un café. Cuando se encontraron, no tenían mucho de qué hablar.

Seamos sinceros, ¿cuál historia les gustó más, y cuál se parece más a la realidad? Hay quien dice que la era digital mató el amor y eso no es cierto, pues el amor todavía existe. Sin embargo y sin lugar a dudas, lo que la era digital hizo fue matarle un poquito de magia al amor; murió el encanto de preguntarle el nombre a la otra persona, murió el encanto de saber, por sus mismos labios, cuántos años tiene, dónde vive y qué música le gusta. Básicamente, murió el encanto de conocerla.

El amor en la era digital

Tumblr: comeunraggiodiluce

No es que todo sea malo, claro. Internet ayudó a unir personas que, de otra forma, no se hubieran conocido, y facilita descartar quién nos gusta y quién no. La idea no es satanizar al internet por matar al amor, sino utilizarlo como herramienta para que se dé. Si bien vivimos en la época del amor digital, está en nosotros preferir hablar toda una tarde por chat o tomar un café con esa persona; de nosotros depende que nuestra historia de amor se parezca un poquito más a la primera, y un poquito menos a la segunda.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *