Parejas

Cuando las caricias dicen más que las palabras

Hay quien dicen que una imagen vale más que mil palabras, y otros afirman que una palabra vale más que mil imágenes. Hoy, por el contrario, vengo a decirles que una caricia vale más que todo lo anterior.

Por: Héctor Ramírez

Muchas veces, las cosas más importantes, los deseos más oscuros y profundos, no los manifestamos por medio de palabras, sino de miradas, gestos o caricias; entre miradas y manos curiosas, hombres y mujeres delatan sus verdaderas intenciones. Como tal, las caricias, en términos generales, son solo hacer un suave contacto con otra persona pero, definitivamente, al igual que cualquiera de nuestras posturas, cada caricia significa algo diferente.

No son lo mismo las caricias amorosas y fraternales que da una madre a su hijo, que las de preocupación y cuidado de un padre, o las afectuosas de parejas y amigos. ¿Cómo saber cuándo unas caricias esconden intenciones más grandes que la de solo reconfortar? La especialista en sexualidad clínica, Frauky Jiménez, asegura que las caricias se identifican igual como le es enseñado a los niños pequeños a prevenir el abuso sexual; hay partes del cuerpo que se pueden tocar como la cara, el cuello, las manos, el cabello y otras que no, como sus partes íntimas. En un adulto es más obvio el propósito de estas caricias y su significado.

Cuando las caricias dicen más que las palabras

Tumblr: dont-die-neverland.gif

“Hay que tener en cuenta en que momento o situación se está, si la persona hace otras cosas que te dan a entender que quiere algo más”, explicó. Por tanto, es importante reconocer que a veces las personas son excesivamente cariñosas y no siempre tienen alguna otra intención con su amigo. Hay gente que es así, derrocha amor y no quiere implicar nada más. “Si un amigo te da un beso o un abrazo demasiado efusivo no siempre significa que quiere algo más contigo, hay muchas personas que son muy cariñosas, es una triangulación la que uno tiene que hacer, teniendo en cuenta si la persona es soltera, si me dedica mucho tiempo, me llama, me presenta a su familia, me habla a futuro de una relación, etc.”

Lo más seguro para tratar de definir la relación es tener en cuenta todos los aspectos de esta, pues no siempre es lo que se quiere y cree que es. De cualquier forma, si se quiere tener una noción clara de lo que las caricias implican, solo hay que fijarse en la mirada que las acompaña; su carga de intención te dejará prever de inmediato cualquier intención y hacer lo que creas necesario al respecto.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *