Parejas

7 formas de apicantar la posición del ‘misionero’

7 formas de apicantar la posición del ‘misionero'

7 formas de apicantar la posición del ‘misionero’. ¡En la sencillez habita la diversión!

Por: Isabel Zuluaga 

7 formas de apicantar la posición del  ‘misionero’. No nos digamos mentiras, esta es una postura famosa por su simplicidad, burlada y catalogada alrededor del mundo como la más aburrida de todas, sin embargo, es mejor que te saques esas ideas de la cabeza y le des otra oportunidad con estas 7 maneras de darle un toque kinky y ‘sucio’ a las cosas.

¡Échales un ojo y saca tus propias conclusiones!  

Formas de apicantar la posición del  ‘misionero – No.1

Los juegos de rol y disfraces siempre serán la forma perfecta para añadirle sabor a este clásico de los clásicos. Aprovéchenla para que él interprete papeles dominantes y tu juegues a somertete a sus deseos. ¡¿Así o más excitante?!

Formas de apicantar la posición del  ‘misionero’ – No.2

La clave está en no convertirte en una vaca muerta y esto lo logras moviendo tus caderas por debajo de su cuerpo y haciéndole saber que también estás al comando de la situación.


Formas de apicantar la posición del  ‘misionero’  – No.3

La gracia está en variar el ritmo y la profundidad de la penetración. Para esto es necesario que ambos estén conectados física y emocionalmente. Sáquenle provecho al contacto visual para guiarse y saber cuándo disminuir o aumentar la intensidad.

Formas de apicantar la posición del  ‘misionero’ – No.4

Además de los juegos de rol, también es vital si permites que tu chico te coloque vendas o esposas a la hora de hacerlo. Eso hará de la sensación algo mucho más divertida y traviesa. ¡¿Qué esperas?!

Formas de apicantar la posición del  ‘misionero’ – No.5

El spanking es la forma perfecta de aderezar esta postura, pues además de que las palmadas propician la excitación, aportan una espontaneidad y dinámica juguetona a la cama. Las nalgadas pueden venir de ambas partes.

Formas de apicantar la posición del  ‘misionero’ – No.6

Es la oportunidad perfecta para sentirte deseada por tu chico, así que no hay nada mejor que permitir que él se explaye sobre tus senos y utilice sus manos y boca para estimular esos puntos erógenos.

Formas de apicantar la posición del  ‘misionero’ – No.7

Sáquenle el jugo a los besos, los mordiscos, los arañazos, jalones de cabello y ahorcamientos leves para que la experiencia les vuele la cabeza. ¡Wohoo!

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Pin It on Pinterest