Mujer

Tips para aumentar la lubricación femenina

Para algunas mujeres, lubricar de la manera adecuada al momento de tener relaciones sexuales es un completo problema.

Por: Alejandra Sarria

Por eso, les traemos algunos consejos naturales para que puedan lograrlo y pasar un rato maravilloso con su pareja.

Tip No. 1:

Bebe agua: Los fluidos vaginales están hechos de agua. Así que debes asegurarte de tomar la cantidad necesaria de agua. Toma por lo menos dos litros de agua al día. Si haces ejercicio bebe lo que tu cuerpo te pida.

Tips para aumentar la lubricación femenina Tip No. 2:

Ten cuidado con los productos de higiene: Revisa desde el detergente que usas para lavar la ropa hasta el material con el que están hechos los condones que utilizas, para que no seas alérgica a ningún ingrediente.

Tips para aumentar la lubricación femeninaTip No. 3:

Dieta saludable: El estrógeno necesario para la lubricación vaginal requiere de colesterol para producirse. Incluye al menos 700 calorías de grasa saludable a tu dieta.

Tips para aumentar la lubricación femenina Tip No. 4:

Vitamina E: Frotar la vagina con aceite de Vitamina E antes del sexo, favorece la lubricación.

Tips para aumentar la lubricación femeninaTip No. 5:

Olvídate del estrés: Olvídate de todas tus responsabilidades y preocupaciones cuando estés con tu pareja. Haz del sexo tu mejor método para relajarte.

Tips para aumentar la lubricación femeninaAdemás de los anteriores consejos, algunos especialistas consideran que existen prácticas para la lubricación natural. Los ejercicios de Kegel y las bolas chinas son las más recomendables. Se cuenta que éstas últimas fueron diseñadas por un emperador japonés con muchas ganas de sexo y poco tiempo o espíritu para centrarse en los preliminares. Las bolas hacían el trabajo por él, e introducidas en las vaginas de sus concubinas las preparaban para tener relaciones.

 Por otro lado, existen en el mercado los hidratantes vaginales y vulvares, que nada tienen que ver con los lubricantes porque los primeros no tienen hormonas e hidratan las paredes y retienen la humedad en la vagina; mientras que los segundos, de uso externo, son muy recomendables cuando hay sequedad, incomodidad o picor, que puede estar producidos por depilaciones, rozaduras de ropa, geles o detergentes.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *