Mujer

Mentiras sexuales que le decimos a nuestras parejas

Mentiras sexuales que le decimos a nuestras parejas. Hay polvos tan malos que hacen que nuestra nariz crezca como la de Pinocho.

Por: Isabel Zuluaga

Mentiras sexuales que le decimos a nuestras parejas. Ni tiernas, ni condescendientes, ni bobas; simplemente somos convenientes. A ratos es mejor decirles una que otra mentira para salirnos del paso y no dar explicaciones.

Échale un ojo a esta reveladora lista con una banda sonora que sacará a flote todas tus mentiras. ¡Pa’ que te lo goces!

Mentira No.1:

“Estuvo bueno”: Hay veces en que a una termina tan aburrida que es preferible aplaudir en vez de reclamar. En otras ocasiones simplemente nos da pesar.

Hector Lavoe: 

https://www.youtube.com/watch?v=2apfXaL-tz0

Mentira No. 2:

Menos es mejor: Siempre diremos que hemos tenido menos polvos de los que realmente ocurrieron. A diferencia de los hombres, a nosotras no nos interesa gritar a los cuatro vientos cada una de nuestras aventuras.

Cris Cab: 

 

Mentira No. 3:

“El tamaño no importa”: Claro que sí, y mucho. Nadie está pidiendo uno como el del Tino Asprilla, pero no hay nada más excitante que un BUEN miembro.

La Ley: 

Mentira No. 4:

“Nunca he fingido un orgasmo”: Los estudios han comprobado que aproximadamente un 85% de las mujeres ha fingido un orgasmo. Una vez más, lo hacemos para terminar rápido – cuando el polvo está tedioso – y no hacerlos sentir mal.

The Black Keys: 

https://www.youtube.com/watch?v=4DTOCPi5ePQ

Mentira No. 5:

“Eres el mejor polvo que he tenido”: Ja, ja, ja y lo peor es que se lo creen. Eso se lo decimos a todos para subirles el ego y ver si se desempeñan cada vez mejor.

Manu Chao: 

https://www.youtube.com/watch?v=gGOu5m0xWRs

 

Mentira No. 6:

No veo porno”: Que perdonen las puritanas, pero hasta las monjas han visto porno alguna vez en su vida.  ¡Nosotras también tenemos nuestras fantasías!

Rikarena: 

Mentira No. 7:

“No me gustan las palabras sucias”: Sí como no. A todas nos encanta ver como nuestro chico se sale de los esquemas y nos dice cosas que van más allá de un “te amo”. Nada mejor que el sexo salvaje;  el romanticismo lo dejamos para el arrunche después de tirar.

Cheo Feliciano:

 

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *