Mujer

Después de estas revolcadas tu vida jamás volvió a ser la misma

Después de estas revolcadas tu vida jamás volvió a ser la misma. Fueron ocasiones memorables. Cuéntanos si solo has vivido algunas o si ya las viviste todas.

Por: Ángela Vargas – @LaMasPendeja

Después de estas revolcadas tu vida jamás volvió a ser la misma No. 1:

Duro contra el mundo. ¿No te encanta cuando estás llena de ira e inmenso dolor desahogarte con la mejor terapia del mundo?, una que es salvaje, pasional y ardiente. En la que no importa cuánto duraron o si él llegó unos segunditos antes o después, pero que toda la tensión que necesitabas sacar, sale de ti como un auto de carreras colisionando. ¡BUM!

Después de estas revolcadas tu vida jamás volvió a ser la misma

Después de estas revolcadas tu vida jamás volvió a ser la misma No. 2:

Había una vez, cuando él y yo tuvimos sexo y me dijo “Te amo”. Después de ese encuentro pasional en dónde tu piel se excita y tu respiración se acelera. Cuando, durante o después, te dice esas dos palabras tan pequeñas pero tan fuertes. ¡De película!

Después de estas revolcadas tu vida jamás volvió a ser la misma No. 3:

Prefiero tener mil polvos malos con él a uno bueno con cualquiera. Bueno, eso solo puede llamarse amor, verdadero amor.

Después de estas revolcadas tu vida jamás volvió a ser la misma No. 4:

La patrona. Tener el control y llevar el ritmo es bueno de vez en cuando o siempre – según tus preferencias –. Hacerlo como a ti te gusta, en el momento que quieres, tiene sus ventajas.

Después de estas revolcadas tu vida jamás volvió a ser la misma

Después de estas revolcadas tu vida jamás volvió a ser la misma No. 5:

Veraniada. Después de una larga temporada de nada de nada, puedes llamar a las 3 de la mañana a ese pana, el que te quita las ganas.

Después de estas revolcadas tu vida jamás volvió a ser la misma No. 6:

Orgasmos al por mayor. Si luego de un orgasmo te sientes increíble, relajada, satisfecha y feliz. Después de varios orgasmos… bueno, haz la cuenta.

Después de estas revolcadas tu vida jamás volvió a ser la misma No. 7:

Gritones. Es bueno romper el total y absoluto silencio cuando no hay nadie merodeando por ahí. Gritar hasta quedarse sin voz.

 

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *