Mujer

8 consejos para ser una diosa del kissing y enamores a tu pareja

8 consejos para ser una diosa del kissing y enamores a tu pareja

Consejos para ser una diosa del kissing. Que tus labios reflejen tu fuego interno.

Por: Isabel Zuluaga 

Consejos para ser una diosa de los besos. A partir del primer beso con alguien se definen muchas cosas, así que si quieres dar la mejor impresión, lo mejor es que le eches un ojo a los siguientes consejos para convertirte en un pro al besar y que nadie te baje del pedestal. ¡Toma nota y como decía Tarkan…¡mua! 

 

Consejos para ser una diosa del kissing.  – No.1

No te atasques en los labios y bésalo en otros sitios. El cuello, las orejas, la espalda y el abdomen son solo otras de las muchas zonas más sensibles de su cuerpo. ¡¿Qué esperas?!

Consejos para ser una diosa del kissing.  – No.2

Si bien mientras besas no puedes pensar en algo más que eso, aprovecha las pausas para regalarle una que otra sonrisa espontánea que lo haga saber lo mucho que disfrutas.  

Consejos para ser una diosa del kissing.  – No.3

Nada de comer cebolla, ajo o cualquier otro tipo de condimentos fuertes antes de besarlo. Cuida tu buen aliento para que no lo espantes. Si sufre de mal aliento, consume agua de menta e hinojo y santo remedio.

Consejos para ser una diosa del kissing.  – No.4

Besar es como bailar, así que es fundamental que sepas variar la intensidad de tus movimientos y sobretodo, permitas que el momento fluya con naturalidad. En ocasiones será uno quien asumirá la batuta mientras el otro se deja llevar.

Consejos para ser una diosa del kissing.  – No.5

¡Pilas con ahogarse! Mientras besas es necesario respirar por la nariz, pero si se complica la vaina, lo mejor es tomarse pequeñas pausas que no corten el feeling.

Consejos para ser una diosa del kissing.  – No.6

Un buen beso implica ‘toqueteo’. Así que aprovecha para estimular otras zonas del cuerpo con las manos.

Consejos para ser una diosa del kissing.  – No.7

¡Jamás le preguntes si le gusta! Sencillamente percatate de sus reacciones y disfruta.

Consejos para ser una diosa del kissing.  – No.8

Una que otra mordidita siempre cae bien para sumarle un toque de picardía a todo el acto. ¡Ñac!

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Pin It on Pinterest