Mujer

Atrévete a tocarte delante de tu pareja

Atrévete a tocarte delante de tu pareja. Muchos interrogantes e inseguridades te pueden invadir al momento de hacerlo y eso hace que te detengas. Bueno, hoy te decimos: ¡No pares!

Por: Alejandra Osorio

Atrévete a tocarte delante de tu pareja. Te encanta hacerlo, sabes dónde y cómo tocarte, pero solo lo haces a solas, cuando en verdad te gustaría hacerlo frente a él, pero ¿le gustará? ¿Serás capaz de hacerlo? ¿Te intimidará? ¿Sentirá que no lo hace bien y por eso recurres a tocarte?

Para muchas mujeres tocarse es habitual, pues es una práctica que te lleva a conocer tu cuerpo, logras identificar cuáles son las partes más sensibles, redescubres tus sensaciones y las respuestas a ellas, todo en búsqueda del camino indicado para encontrar el éxtasis.

Atrévete a tocarte delante de tu pareja

No obstante, aún te niegas a admitirlo, en las reuniones entre amigas (os), sueles decir ¡No. Nunca. Jamás! Ese momento en el cual todas colocan su mirada al piso e intentan abordar otro tema en el cual no se vean involucrados sus deseos. Lo cierto es que es una práctica muy normal pero poco comentada debido a los tabúes que aún existen acerca de la misma, teniendo en cuenta que son actos que según la sociedad se desarrollan en privado, escondidos pero que se dan de manera continua y no solo por quienes están solteros.

Lo anterior te puede hacer pensar que por catalogarse como algo inapropiado, para ellos se convierte en una situación excitante, observar tus gestos combinados con tus gemidos, lo hacen elevarlo, deleitarse con tu goce y tu jugueteo es fascinante. Asimismo le demuestras que eres una mujer segura y con una gran autoestima, que te encanta ser el centro de atención y que sabes que eres el objeto de deseo, convirtiendo la escena en un espectáculo asegurado. Por lo anterior es casi infalible que deslumbres a tu pareja realizándola delante de él; atrévete a dejar la vergüenza a un lado, arriésgate, disfruta y hazlo gozar. A pesar de ser una gran practica, aclaro que no todas las personas lo ven de esta manera pero tú sí porque eres una mujer que piensa constantemente en satisfacer a tu pareja oxigenando la relación con tu imaginación y tu propio goce. ¡Hazlo! No te arrepentirás.

Atrévete a tocarte delante de tu pareja

Si has querido hacerlo y no lo has conseguido, sigue estos pasos:

  • Inicia la relación sexual como lo realizas de costumbre, en donde hay caricias, juegos, sexo oral, lo importante es que alcances un nivel de excitación significativo.
  • Provócalo con el lenguaje, si estás acostumbrada a utilizar palabras que no existen habitualmente en tu vocabulario será mas fácil, si no tal vez cueste un poco pero, ¡Créeme! El lenguaje sucio te ayudará. Para que te vayas calentando puedes ir comentando cómo va aumentando tu excitación, qué te gusta más, contar una fantasía, pedirle que te diga cosas “sucias”, que te de cachetadas, que te castigue, todo lo que desees en el momento.
  • Toma su mano y ubícala en tu vagina y guíalo suavemente para que te toque como deseas, después de unos segundos retírala y colócala en otro lugar de tu cuerpo, esto para que no seas tan cortante y no sienta que no hace nada. De inmediato lo haces tú, invítalo a que te mire mientras él acaricia cada parte de tu cuerpo.
  • Cuando estés disfrutando aleja todo pensamiento de pena; si sientes que cada vez realizas movimientos propios de la excitación no pares, relájate y déjate llevar, sé más arriesgada o descarada, eso significa que tu placer está asegurado y el de tu pareja ni se diga.
  • Para este punto es probable que algunos hombres te pidan que utilices tu boca al tiempo que te tocas, aprovéchalo, si te lo pide es porque le gusta y de esta manera juntos disfrutarán aún más.
  • Después de haberlo hecho sentirás más confianza para hablarlo y repetirlo.

Definitivamente, la masturbación es todo un arte, se convierte en un juego de seducción y provocación, nos ayuda a mostrarle a la pareja qué, dónde y cómo te gusta que te toquen, el ritmo, presión, en fin siempre que decidas hacerlo será a beneficio y romperá la rutina. Para dar placer tienes que saber dártelo a ti misma primero y tener imaginación.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *