Hombre

No te emociones mucho que mis indirectas no son para ti

No te emociones mucho que mis indirectas no son para ti. Entérate.

Por: Héctor Ramírez

No te emociones mucho que mis indirectas no son para ti. En el mundo hay más de siete mil millones de personas. De esa cantidad, aproximadamente dos mil setecientos millones tienen redes sociales; Facebook tiene más de mil millones y Twitter más de quinientos millones. ¿No crees que puedo estar escribiéndole a alguien más que a ti? No, no es por ser cruel, pero es que no entiendo esa gana tuya de pensar que hasta la canción que recién escuché en la radio, que me gustó y publiqué obligatoriamente tiene que estar diciéndote algo.

No te emociones mucho que mis indirectas no son para ti

 

Tumblr stephaniez94

Admito que al principio podía ser cansón con el tema de las indirectas, estaba dolido como cualquier persona, de alguna forma tenía que hacerte saber lo que estaba pensando, pero algo así no se podía prolongar por siempre. Lo mejor para los dos es que olvidemos, ¿no? Precisamente por eso, a mi vida empiezan a entrar más personas, empiezo a ir a otros lugares, y mis publicaciones dejan de tenerte como referencia.

Ya, no te emociones mucho si en mi Facebook dijera que ¨No puedo olvidar esos momentos¨, estoy hablando de un cuentero buenísimo que vi anoche; no te alteres si tuiteo #UnHashtagPorLosQueExtrañamosAlgo, porque hace mucho tiempo no salgo a montar bicicleta y me hace falta. Si sigues dándome esa importancia no vas a hacer más sino hundirte, no es que a mí no me duela, pero intento no darte esa importancia por el bien de los dos. ¿O es que quieres seguir torturándote sin ningún propósito?

No te emociones mucho que mis indirectas no son para ti

 

Tumblr thephoenixx3

Perfectamente puedes ahorrarte esa molestia, y yo me ahorraré tener que explicarlo, como la vez en que publiqué ¨No hay problema, tú te lo pierdes¨. ¿En serio ameritaba llamarme y hacer escándalo hasta tener que decirte que solo me refería a mi gato que no se dejó acariciar? No tengo por qué estar explicándote nada, y menos después de que todo se hubiera acabado.

No tengo problema en tenerte agregada como amiga, en seguirte en Twitter, podemos mantener una fría y cordial relación, pero si en serio vas a seguir creyendo que todo tiene que ver contigo, no tengas reparo en eliminarme, o no lo tendré yo. Ahora, si a pesar de todo sigues identificándote no es mi problema, allá tú que te aludes lo que sea que publico, por alguna razón será. Ya dice por ahí el tan sonado dicho, al que le caiga el guante…

Share:

1 comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *