Hombre

Lecciones para ser un buen seductor

Ser un seductor de la noche a la mañana no es algo que sea sencillo de lograr, pero tampoco es imposible, pues lo único que se necesita es seguridad y la capacidad de mantener las ganas a raya, al menos, de momento.

Por: Héctor Ramírez

A ningún hombre le disgusta la idea de aprender a ser un seductor empedernido, y ello no es nada raro, pues la actual es una época de corazones solitarios, frustrados y confusos, que no cesan de preguntarse por qué no levantan, si hacen ejercicio, trabajan, y hacen toda esa vaina que se supone que debe hacer alguien para ser deseado.

Lecciones para ser un buen seductor

Tumblr: fuckyeahjdgifs

Pero la verdad es que no solo eso se necesita porque, además de estabilidad y atractivo, las mujeres enloquecen por un seductor, y no lo digo solo yo, lo dice ‘El arte de la seducción’, un nuevo libro del escritor Robert Greene, escrito a manera de manual, el cual abre diciendo: “El principal obstáculo para ser seductor es nuestro absurdo prejuicio de considerar al amor y al romance como una especie de mágico reino sagrado en que las cosas simplemente suceden, si deben hacerlo”.

La seducción es una cuestión de poder, control, engaño y creación de deseo y confusión hasta conducir a la rendición psicológica. Suena cruel, pero está comprobado científicamente (sí, otra vez la ciencia salvando el día) que hay que asumir la fascinación sentimental como si se tratara de una guerra, aunque esta guerra es muy sutil y tortuosa, en especial cuando la ‘víctima’ muerde el anzuelo y el seductor decide jugar con ella otro poco.

No es lindo de escuchar, pero es mucho más efectivo despertar amor que pasión pues, según Greene, “Una persona enamorada es emotiva, manejable y fácil de engañar, mientras que una apasionada es más difícil de controlar y, una vez satisfecha, bien puede marcharse”. Un seductor se toma su tiempo, produce encanto y lazos amorosos, para que cuando llegue el sexo no haga otra cosa que esclavizar a la víctima.

Lecciones para ser un buen seductor

Tumblr: 17kama11

La seducción es un juego de psicología y no de belleza que está al alcance de todos los que sigan algunas sencillas, pero efectivas reglas: un seductor cautiva a todas las horas del día y todo el año, pues ve en cada contacto social y personal la oportunidad de una nueva conquista. Un seductor auténtico tampoco ignora que lo que seduce a una persona es el esfuerzo que se invierte en ella, pues señala lo importante que es para su pretendiente.

Así las cosas, el seductor jamás improvisa. Para empezar, hay que identificarse con la persona que se desea, imaginar qué se siente ser él o ella y ver el mundo a través de sus ojos con el fin de recoger toda la información necesaria para saber qué la hacer vibrar y qué nubla su pensamiento, hasta hacerla caer por fin en la trampa. Greene dice que “Cuanto más tardes y más lento avances seduciendo, más hondo llegarás en la mente de tu víctima”, así que tómate tu tiempo y verás las abundantes recompensas.

Share:

1 comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *