Hombre

5 cosas que odiamos de las mujeres en una relación

Eso de que los hombres son de Marte y las mujeres de Venus cobra sentido a la hora de ver cómo se relacionan y de qué forma logran salir adelante.

Por: Jorge Llanos

Al momento de tener una pareja sentimental, los conflictos entre hombres y mujeres se hacen evidentes, tanto por la forma de pensar como por la diferencia entre ambos sexos. Si bien ningún hombre o mujer es igual a los de su género, hay cosas que se repiten tanto de un lado como del otro y suelen generar problemas a la hora de compartir.

Las mujeres, a la par que son más complejas, tanto psíquica como biológicamente, suelen acarrear un sinfín de problemas al pasar tiempo con ellas. Y si la canción de Vicente dice que no queda otro camino que adorarlas, no se puede negar que hay cosas que los hombres preferirían evitar.

Aunque existen un montón de cosas, tanto de un lado como del otro, estas son aquellas en las que de verdad dan ganas de irse para el carajo antes de que ella termine de hablar.

No. 1:

Ser “un poquito intensas”: Eso de que si es intensa está demostrando su amor es una mentira. Nada más fastidioso que una persona dependiente de otra que busca expresar por todos las formas que no puede vivir sin usted. Los hombres necesitamos espacio, somos más desconectados, y aunque nos guste ser sorprendidos y alagados por nuestra pareja, eso de llamadas cada hora, prohibiciones para ver a amigos, mensajes cada cinco minutos, no. Habrá a los que les gusta tener su acosadora personal, pero por lo demás una relación es mejor llevarla con calma, paciencia y un respeto por el espacio del otro.5 cosas que odiamos de las mujeres en una relación

No. 2:

Hacerse las estúpidas: Esa capacidad femenina de hacerse las huevonas en los momentos en los que necesitamos una respuesta o saber qué carajo están pensando es desesperante. Nada como el sarcasmo que utilizan a la hora de hablar sobre cosas que saben y no quieren contar, o cuando son descubiertas in fraganti y su maniobra “hazte la emputada y déjalo con la palabra en la boca” siempre les funciona. Eso sí, si es uno el que se hace el ahuevado se salen de los chiros, se largan y uno es el que tiene que ir a arreglar las cosas.

No. 3:

Decir que siempre están feas: Dejemos algo claro, uno de hombre es sincero, si están feas están feas y ya, uno lo dice, con mucha delicadeza pero lo dice. Entonces ¿Cuál es la manía de decir que están horribles, que se tienen que arreglar, que qué pena, que “mire como estoy de fea y usted no me dice nada”, etc.? Si es para subirse el ego, o porque uno nunca les dice nada, ¿para qué decirles que están hermosas si cuando uno lo dice lo niegan?, pues es fastidioso, y si se toman fotos diciendo “estoy horrible, que pena”, pues hombre, tápense la cara y dejen de estar mostrándola en público. Ese pensamiento de que “siempre debes estar linda” tiene a más de una jodida, ya superen esa vuelta.

5 cosas que odiamos de las mujeres en una relación

No. 4:

Insistan en conocer a la familia: Eso de las visitas familiares, conocer a la mamá, el papá, el sobrinito, el perro, la vecina, sí, es algo bonito de la relación y hay que hacerlo, pero joder, no presionen. Lo que uno menos quiere es ir a ver a la suegra y hacerle visita, menos al suegro, que lo mira a uno con cara de “este malpar#$ se come a mi hija”. Habrá un momento para dar ese paso cuando se empieza una relación, pero no es a las dos semanas de cuadrados. Al fin de cuentas uno se cuadra es con ella, no con la familia.

No. 5:

Eterno rencor: Las mujeres no olvidan nada, y mucho menos las cosas malas. Cada vez que una pelea lo propicie sacaran a la luz cosas que uno hizo en el pasado y que ni siquiera se acuerda. “¿Te acuerdas de la vez que no me acompañaste por irte con tus amigos? “Claro, a su amiga drogadicta esa si le decía que sí, pero como soy yo pues no”. Toda esa cantidad de oraciones de las cuales uno no se acuerda ni la mitad y que ellas son perfectas a la hora de sacarlas en una discusión. Mujeres, uno a veces no se acuerda ni lo que hizo ayer, mucho menos algo que pasó hace meses, o incluso años. Eso de que le estén metiendo mano al recuerdo cada vez que hay pelea es estresante. Que tal uno hiciera eso ¡Ja! Mientras les pasa la rabia ni lo vuelven a determinar a uno.

 

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *