TipSimpecado

No llames destino a tus malas decisiones

No llames destino a tus malas decisiones. Seguro lo has usado de comodín para no responsabilizarte por tus acciones. 

Por: Melissa Hinestrosa

No llames destino a tus malas decisiones. “Fue el destino el que nos separó’’, “El destino no quiso que le dijera lo que siento’’ o fijo ‘’Si no pasó fue por algo, es el destino’’.

No llames destino a tus malas decisiones

Deja de culpar al destino por tu poca capacidad de tomar decisiones o riesgos, pues tienes todas las capacidades del mundo para decidir qué quieres y qué no, pero, claro, es más fácil quedarte en la zona de confort y pensar que hay algo o alguien que decide sobre tu vida y más cuando se trata de una relación amorosa, porque no entiendes qué fue lo que hiciste mal para haber merecido un patán de su calaña, solo culpas al destino por haberlo puesto en tu camino.

No llames destino a tus malas decisiones

Nunca es tarde para empoderarte de tu vida y dejar de pensar que lo que te pasa, bueno pero sobre todo lo malo, es culpa de una bolita mágica a la que llamas destino; cuando tomas las riendas de tu vida te sientes con la capacidad de lograr todo lo que te propones y vives por ti, y para ti.

Es ahí, cuando llega la autoaceptación y ves que el destino es lo que haces para cumplir tus metas, y desde ese momento, empiezas a vivir la vida que soñaste y mereces.

No llames destino a tus malas decisiones

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *