Mente

Yoga para calmar el estrés

Como ya sabemos, practicar yoga es un excelente ejercicio de meditación para sentirnos bien por dentro y reflejarlo afuera, además en un gran remedio contra el estrés.

Por: Alejandra Sarria

Estas son algunas de las posturas que te ayudarán a amar esta práctica por la tranquilidad que te ofrecerá.  

No. 1:

Postura del niño: También conocida como balasana, esta postura es perfecta para combatir el estrés, debido a que es utilizada en las clases de yoga para descansar. La postura del niño otorga descanso mental y se practica sobre todo para calmar la ansiedad y el estrés en general. Tienes que arrodillarte y colocar la parte superior del cuerpo sobre el piso con los brazos extendidos inhalando y exhalando.

Yoga para calmar el estrés

Foto: Istock

No. 2:

Viparita karani: También es llamada como piernas en la pared, es ideal para el estrés y para dolencias en la espalda, pues disminuye y alivia la tensión en la parte baja de la columna y la cadera. Asimismo, esta postura es de gran ayuda para tratar otro tipo de dolores o padecimientos como la artritis, el insomnio, la depresión leve y los calambres en varias partes del cuerpo.

No. 3:

Savasana: La postura savasana es una de las básicas para relajarse y, de esta manera, disminuir el estrés. Alivia el estrés y se utiliza para tratar la ansiedad, la presión alta, la depresión y los dolores de cabeza. Debes de colocar el cuerpo boca arriba, con las piernas abiertas a la altura de la cadera y descansar los brazos a un lado con las palmas de las manos hacia arriba. Concentrada, debes mantener esta postura por unos cinco o diez minutos.

Yoga para calmar el estrés

Foto: Istock

No. 4:

Supina de ángulo cerrado: Esta postura ayuda a controlar el estrés y es muy efectiva para la ira y la angustia. Debes recostarte de espalda, colocando dos almohadas pequeñas al lado de cada muslo, los cuales deben de estar flexionados, colocando las palmas de los pies una frente a otra. Las palmas de las manos deben de estar a un costado del cuerpo, viendo hacia arriba. La respiración debe de ser pausada y profunda durante uno o dos minutos. Las rodillas debes abrir y cerrar mientras se hace esta postura.

No. 5:

Kapalabhati Pranayama: Este tipo de postura es una de las más conocidas y más fáciles de llevar a cabo del yoga. Relaja el cuerpo y disminuye el estrés y la ansiedad. En este caso basta con sentarse con las rodillas flexionadas y los brazos sobre las rodillas. Se realizan una serie de inspiraciones profundas y regulares con los ojos cerrados.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *