Mente

¿Cómo sobrevivir a la depresión?

¿Cómo sobrevivir a la depresión?

Estás melancólica, triste y aunque tratas de que no se vea, es evidente, la felicidad viene en gotas muy pequeñas, a un alto precio y casi imperceptibles.

Por: Kaaremn Benítez

El trabajo siempre ayuda, estar ocupados nos hace sentirnos importantes, necesarios, a veces queridos y otras veces hasta odiados, espero estar en el primer grupo.

Recetas para curar la tristeza, dulce como una chocolatina, exquisita como el pie de limón, amarga como los medicamentos y muy pequeña como un cubo de azúcar, en todos los casos nos la llevamos a la boca y nos la tragamos sin la más mínima precaución. La etiqueta no dice tristeza comprimida, no deje al alcance de los niños, ni como combatirla o detectarla, está presente en muchos momentos del día, en todo lugar. Con el tiempo la reconocemos y la hacemos a un lado, el antídoto es prepararnos, una contingencia, no permitas que se te arruine el día, la semana, el mes o hasta tu vida.

Somos seres únicos y maravillosos nunca lo olvides, soy único en mi especie, un ejemplar raro, el molde lo usan y lo votan, claro a veces lo reciclan, es usado en nuestros hijos, esperando que las versiones posteriores corrijan los errores de sus antecesores.

¿Cómo sobrevivir a la depresión?

La vida es una oportunidad corta, cada día es diferente e irrepetible, nunca voy a volver a vivir el día de hoy, yo decido si lo quiero hacer súper o no tan súper, claro está no estoy diciendo que sea fácil.

Hace unos años pensaba que hacer si fuera mi último día de vida, la primeras veces eran actividades que no había realizado, cosas por hacer, por vivir…. no sabía bucear, no sabía conducir, no había tomado vino hasta que se me olvidara mi nombre, viví intensamente, naufragué, luego accidente de tránsito, pesca milagrosa, fueron unos años bastante movidos, con el tiempo he aprendido que amamos lo que no depende de nosotros, amamos nuestros hijos, sabemos que son prestados, tan efímeros… esa felicidad es única y verdadera. Un beso de nuestros hijos hincha el corazón, ningún otro amor se puede comparar con el amor de un padre por sus hijos, es mágico.

Luego el tiempo nos indica que hay que cuidarnos para continuar en el juego, ser extremo trae muchos peligros, así que nos volvimos viejos. Me puedo caer y me puedo partir una pierna, voy a estar muchos días enfermo y… bien somos más susceptibles, nos podemos desbaratar.

Ahora vamos con más calma por la vida, no es que seamos unos lentos, somos selectos; la Coca-Cola es cosa de niños, un café llena mis expectativas, me regocija en medio de una buena compañía y no imaginan que tan buenas he encontrado. En buena compañía un café es un manjar, algo especial, siempre tengo tiempo de un café con un amigo.

Un amigo es la vida mostrándonos sus afectos, la tristeza está asociada a la soledad y la soledad = 0 amigos o a pocos amigos. La tecnología locamente nos permite estar conectados 24 horas del día en múltiples conversaciones con amigos en todo el mundo, un café virtual habían escuchado eso! Estamos en Mac Donald´s con un delicioso café, solo que en dos continentes diferentes, pero aquí estamos, cuando te ríes puedes lograr que yo lo haga, cuando celebras yo celebro desde aquí, con miles de kilómetros de por medio, la amistad sobrevive al tiempo y el espacio, la hora y el lugar, seguro les ha pasado que los amigos logran hacernos regresar a la niñez, conocen los secretos mejor guardados de nuestra vida, ese segundo nombre que nadie conoce, sólo mis papas y mis hermanos, conocen sin reparos una vida llena de cosas secretas, chistes, sobrenombres, accidentes, momentos ridículos y hasta las peores decisiones de nuestra vida, los amigos logran llenarnos de maravillosos momentos.

Combate la tristeza, haz amigos, toma tinto, lee libros, práctica un hobbie, se feliz…

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *