Mente

El cuerpo, un sensor de la mente

El cuerpo, un sensor de la mente

“Mens sana in corpore sano” cita acuñada por Juvenal, y hoy en día apropiada por cientos de personas que buscan el equilibrio en sus vidas, refleja lo que tanto la medicina tradicional como la alternativa buscan.

Por: Carolina Gallego Ch.

Cada ser humano tiene patrones de pensamiento que influyen directamente en el comportamiento y este se hace aún más evidente cuando se habla de pareja. Estas pautas de conducta se originan a causa de que los individuos se reflejan o proyectan en el otro.

La vida nos presenta lo que enseñamos, lo que le ofrecemos; por eso, no es cierto que nos equivocamos al elegir una pareja. De hecho, elegimos al otro de acuerdo a lo que somos en ese momento.

Como característica inherente, las personas poseen huellas digitales afectivas, las cuales componen nuestro banco emocional, cuyo registro señala depósitos y retiros, tal como podría ejemplificarse con cualquier tipo de cuenta bancaria.

El cuerpo, un sensor de la mente

 

Según el Dr. Julián Hernández, médico experto en desarrollo humano y educación emocional, el mecanismo de nuestra mente se da a través de asociaciones inconscientes y de reflejos condicionados. Según esto nuestra mente esta conectada con nuestros pensamientos y estos a su vez con nuestras emociones, hecho que genera que tengamos cambios energéticos y bioquímicos.

De igual manera, si hay algún tipo de afección emocional, esta puede desencadenar alteraciones estructurales, es decir que puede ocasionar la falla de algún órgano, hecho que resulta en que el organismo desarrolle enfermedades.

Sin duda alguna nuestro cuerpo es tan sólo el sensor de nuestra mente, las repercusiones de tener conflictos emocionales incide en el bienestar de nuestra salud física y mental, afectando todos los ámbitos de desarrollo de un individuo. La recomendación es resolver cualquier tipo de problema afectivo (los más comunes – conflictos de pareja) por ínfimos que parezcan, ya que estos pueden causar grandes estragos en la salud.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Pin It on Pinterest