Opinión

Ya te dije adiós, fue fácil; ¿ahora como te olvido?

Ya te dije adiós, fue fácil, ahora como te olvido

Ya te dije adiós, fue fácil; ¿ahora como te olvido?  ¡Ojala existiera la amnesia selectiva!

Por: Isabel Zuluaga

Ya te dije adiós, fue fácil; ¿ahora como te olvido? A no ser que sea producto del impulso tras una tempestiva pelea, cuando decidimos terminar con alguien es porque  realmente lo hemos meditado previamente. Sin embargo, si dar el paso final ya requiere de demasiado valor, lo que se viene después requiere de mucha fuerza interior.  

Generalmente, uno corta una relación cuando está cansado de que las cosas no cambien después de mucho intentarlo o porque la chispa se ha perdido por completo; pero sea cual sea la razón, luego de la despedida viene la parte más dura: el duelo.  ¡¿Qué decir entonces cuando ha sido uno el que ha tomado la decisión de romper?! La culpa, el arrepentimiento y la nostalgia llegan de visita a empañar nuestra mente, hacernos llorar desgarradoramente y angustiarnos a un punto que parece no tener retorno. Lo bueno es que al final, todo pasa, uno sana, perdona, olvida y sigue de adelante con su vida.

Si estás en plena tuza y no has sido capaz de olvidar a tu pareja, échale un vistazo a los siguientes tips y llévalos a la práctica.

Ya te dije adiós, fue fácil; ¿ahora como te olvido? – Tip.1

Al final es imposible olvidar por completo a alguien con quien compartimos momentos lindos, sin embargo, el dolor que trae recordar esos instantes puede irse esfumando, una vez los revivamos con sumo detalle. Escucha la música que oían juntos, revisa –y si deseas borra- las fotos de los dos y recorre los lugares que solían visitar. Por muy masoquista que suene, este tipo de estrategias te ayudarán a alivianar tu corazón mediante una catarsis que sin duda, acarreará una buena dosis de lágrimas. ¡Vale la pena hacerlo!

Ya te dije adiós, fue fácil; ¿ahora como te olvido?Ya te dije adiós, fue fácil; ¿ahora como te olvido? – Tip.2

A pesar de que lo extrañas, tuviste una razón de peso para terminarle, así que lo más recomendable es anotar todos los factores que te llevaron a darle fin a la relación, pues cuando llegue la nostalgia, tendrás un arma para volver a aterrizar y recordar lo que te llevó a preferir estar sola.

Ya te dije adiós, fue fácil; ¿ahora como te olvido? – Tip.3

Hacer una lista de sus defectos y tenerla a mano cada vez que te entre la tristeza, es una buena táctica para fortalecerte interiormente y mantenerte firme en tu decisión de terminar.

Ya te dije adiós, fue fácil; ¿ahora como te olvido? – Tip.4

Realiza actividades diferentes a las que solías hacer con él, aventúrate a conocer lugares por tu cuenta y construye nuevos recuerdos sobre los sitios que solían recorrer con él. Esto no solo servirá para que  crees otra rutina, si no para distraerte cada vez que te sientas melancólica.

Ya te dije adiós, fue fácil; ¿ahora como te olvido? – Tip.5

Enfócate en ti misma, cultívate, construye sueños y trabaja por cumplirnos. Es vital que te coloques como la principal prioridad en tu vida. Cada vez que sientas que vas a pensar en él, piensa en ti y serás testigo de cómo eso provoca un cambio en tu sistema de pensamiento.

8 ideas para comenzar a llevar un estilo de vida más saludable.Ya te dije adiós, fue fácil; ¿ahora como te olvido? – Tip.6

Rodéate de amigos y de personas dispuestas a escucharte y a motivarte para fortalecerte y salir adelante.

Ya te dije adiós, fue fácil; ¿ahora como te olvido? – Tip.7

Elimina de tu vista todos los regalos, fotos, cartas o cosas que te lo recuerden. Una cosa es hacer catarsis, pero otra muy  distinta es hacértela imposible para superarlo.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *