Opinión

Puedo estar sin ti, pero contigo estoy mejor

Muy seguramente querida lectora has tenido en tu celular o en tu inbox de Facebook, en algún momento, mensajes tiernos de esos que generan un “Awww” o, por el contrario, de esos generan un contundente “¡pero qué clase de pendejo es este!”

Por: Andrés A. Gómez Martin

La mayoría del tiempo la pasamos oyendo, leyendo y pensando en pendejadas. El fútbol, por ejemplo es nuestra novela: si el jugador de Santa Fé se lesionó antes de la final con Huracán, si  Millitos podrá ir a las finales del próximo año, si el América volverá a la A, si Nacional ganará todos los campeonatos hasta final de los tiempos. Claro, son cosas frívolas que nos generan pasiones y amores.

Querida lectora, puedo estar bien sin ti, puedo irme a rumbear con mis amigos los días que quiera, puedo irme a comer las cosas que más me gustan, dormir más de diez horas, no bañarme en días, usar la ropa sin ningún orden lógico, ponerme las medias de pares diferentes, no afeitarme en días,  capar clase, irme del trabajo a jugar billar, no tender la cama por semanas, salir con mis amiguitas, ver fútbol por horas y horas para emocionarme y aun así puedo vivir.

Puedo estar sin ti, pero contigo estoy mejor

Tumblr: it-is-magical

Pero prefiero estar contigo porque, a pesar de estar en lugares opuestos de la ciudad, pensar en ti es un salvavidas en medio de un mar de deudas, inseguridades e incógnitas, pero también estar contigo  representa  el  afecto vital para no morir debajo de los arrumes de ropa y enormes montañas de loza sin lavar.

En ciertos momentos del día te cruzas por mi mente, sin importar si soy el tipo con el que estás saliendo, tu novio o ese amigo que vive en las vastas llanuras de la Friend Zone. Y lo que sucede, lo que me sucede, es una reacción emocional y física, de la nada sonrío y bueno, de vez en cuando (siempre) recuerdo esa última faena a tal punto que debo acomodarme el pantalón para que no se note que me está pasando algo.

Pero he de decir que si decidí estar contigo es porque me siento mejor, me siento bien. Por eso me afeito, me visto en orden lógico, como cosas que antes odiaba… solo para compartirlas contigo.

Puedo estar sin ti, tendría todo para seguir sin ningún problema: agua, casa, televisión y amigos, podría escribirle a una ex novia y “cangrejear” unos días, recaer en ella como una potente droga y aun así  puedo vivir.

Puedo estar sin ti, pero contigo estoy mejor

Tumblr: HOWSTUFFWORKS

Pero contigo estoy mejor, te tengo la confianza para contarte lo que más me molesta, lo que más alegra, a ti te puedo contar lo que mucho que me frustra que el América sea tan malo y siga en la B, contigo estoy mejor porque me dedico tiempo, uso siempre la mejor ropa de mi armario, me preocupo por cosas tan bobas para mí pero que para ti son detalles de un hombre. Prefiero estar contigo para recibir tus abrazos y tus miradas que siempre dicen algo que aprendo a interpretar cada día sin preguntarte, prefiero estar contigo para sentirme querido, para que te sientas amada,  comer sushi solo es francamente detestable, prefiero que me enseñes a usar los palitos chinos cada vez que salimos.

Share:

1 comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *