Opinión

No eres tú… pensándolo bien sí eres tú

Tú eres demasiado buena para ser cierta y no sé por qué hay tantos problemas entre nosotros dos, si es que en realidad me esfuerzo tanto. El problema no eres tú, soy yo. Aunque, ahora que me acuerdo…

Por: Héctor Ramírez

Querida mía:

Las luces de la ciudad se ven borrosas mientras el bus surca a toda velocidad la autopista de noche, y en mi cabeza justo ahora solo existen dos pensamientos; lo bien que se ven las calles sin personas, y cuáles son las razones por las que peleamos tanto. Es que si nos vemos siete días a la semana, seis días peleamos. Sé que trabajo, que a veces no tengo tiempo para todo lo que tú quisieras, pero en serio me esfuerzo. Empiezo a pensar que debería dejarte porque eres demasiado buena para mí, y que el del problema soy yo, y no tú. Aunque…

No eres tú... pensándolo bien sí eres tú

Tumblr: mealsonmealsonwheels

Aunque podrías intentar aprovechar más los espacios que tenemos juntos, en vez de usarlos para pelear por todo el tiempo que no nos vimos. Aunque podrías haber evitado llamar a tu amigo, el amigo que tiene moto, porque estabas aburrida en una fiesta conmigo y querías irte. Aunque podrías haberme dicho que nos viéramos otro día y no dejarme plantado por cinco horas en la calle, con una caja de dulces en la mano porque cumplíamos un mes más.

Bueno, fueron un par de coincidencias, qué más da, le pueden pasar a cualquiera, tú incluida. Sigo intentando pensar que no eres tú, sino soy yo. No eres tú, soy y… pensándolo bien, sí eres tú. He intentado convencerme por más de un año que algo debe estar mal en mi cabeza por no sentirme cómodo con una mujer tan buena y bonita como tú, pero es que cuando me hablas de un futuro para los dos no veo más que días grises y cortantes. Pienso que es momento de dejar de engañarme, y sí, tras haberlo intentado tanto nada cambió, el problema no es mío, es tuyo.

No eres tú... pensándolo bien sí eres tú

Tumblr: ineedthisforreactions

Tú tienes un carácter de domador de leones y hasta, quién sabe, te iría mejor en eso que como novia. Al menos los leones te pueden igualar en mal genio, y al menos ellos no van a sentirse justamente ofendidos cuando les digas que son perdedores. Tal vez puedas encontrar un poquito de paciencia sacando toda tu ropa de los cajones y diciendo que no la regalabas porque la usarías en otra temporada, como lo hacías conmigo. Y digo que lo hacías, porque no soy yo, eres tú. Ojalá puedas convivir contigo misma por el resto de tu vida, porque yo no seré quien lo haga. Ya no más.

Adiós, querida mía. O mejor, adiós, ex-querida mía.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *