Opinión

Cupido, esperamos tu flechas, pero no queremos que nos hieran

Cupido, sus flechas nos envuelven en una ilusión que a veces nos rompe el corazón, pero regresan en el momento menos esperado para revivir el amor.

Por: Stephania Aldana – @Teffialdana

Cupido, todas las mujeres esperamos que nos fleches, no con el hombre perfecto sino con uno que nos haga felices.

Tienes que saber que durante años nos has hecho soñar con el indicado, el perfecto, con un amor por siempre y una vida que tenga el final de la mejor historia de amor.

Cupido, esperamos tu flechas, pero no queremos que nos hieran

Sin embargo, con frecuencia olvidamos que el trabajo de Cupido, dios de la mitología griega, no incluye un paquete en el que las decepciones, las lágrimas en la almohada, las noches tristes, la cama sola, el chocolate y las películas de amor en las tusas al recordar los momentos felices que vivimos con nuestro ex, estarán presentes.

Así, cada vez que terminamos una relación amorosa, nos damos cuenta que ese hombre, al que algún día consideramos el indicado, no es con quien pasaremos el resto de nuestra vida. Esto no significa que Cupido se halla equivocado, solo que debíamos conocerlo para aprender y vivir algo que nos hacía falta, aunque al final duela.

Culparemos a nuestro ex y hasta a nosotras mismas tras el dolor de haberse acabado la magia, al darnos cuenta que no habíamos vivido más que una ilusión, esa que nos hizo caminar por las nubes, ver corazones donde no los había y planes que no se cumplieron. Ahí es cuando maldeciremos a Cupido por no hacer bien su trabajo.

Por eso, entre4 lágrimas le pedimos que no deje que entreguemos más nuestro corazón, pero sabemos que llegará alguien que nos tocará con las flechas de amor, nos devolverá la ilusión, nos robará una sonrisa y unos cuantos besos.

Cupido, esperamos tu flechas, pero no queremos que nos hieran

Volveremos felices, esas que creen en el amor, pero recordemos que Cupido no puede hacer todo el trabajo, debemos ayudarlo, con la mejor actitud, una sonrisa, buen humor, sentirnos bien con nosotras, algo de perfume, siendo amables, coquetas con nuestro sello propio y un toque femenino a nuestras prendas. Ser nosotras, siempre.

Es importante tener presente que compartir nuestra vida con alguien, no es una operación matemática o lógica que dé como resultado dejar nuestros tus proyectos, amigos o vida de lado. Cupido solo es una parte de ella, pues, nuestra vida no gira en torno a un chico. Simplemente no está demás vivir y hacer nuestras cosas junto a él.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *