Vestuario

Moda masculina: Cómo crear un look relajado

La moda es hermana inseparable de la temporada y el verano nos exige que hagamos valer su nombre usando algo que vaya acorde, y no hay nada mejor para ello que un look casual, relajado y de muy buen gusto.

Por: Héctor Ramírez

La moda es una de las expresiones culturales que más caracterizan a un grupo de personas, aparte de la música y la comida. Por esa simple razón, tenerla en cuenta es muy importante, claro, sin excluir que verse bien, actual y acorde con la temporada es de esas pequeñas satisfacciones que alegran un poquito más la vida. El hombre joven, posmoderno y acorde con la época no es alguien que se viste de manera pretenciosa, sino más bien relajada, pero claro, todo sin descuidar el estilo y el buen gusto.

Verano es sinónimo de vacaciones, por lo que es necesario preparar varios looks relajados y a la moda de la temporada. Las vacaciones siempre invitan a realizar un viaje mental por algunos de los lugares más exclusivos de veraneo, para así prever cualquier eventualidad y llevar ropa suficiente (no más de lo necesario) para lucir bien en cualquier ocasión. Vestir de un modo relajado y dar forma a un estilo que propone ser elegante sin esforzarse demasiado es la clave para disfrutar de esos destinos idílicos.

Detectando a los mentirosos sexuales

Sin embargo, en los agitados tiempos que corren, muchas veces solemos olvidar las cosas o pasarlas por alto y no hay nada tan perjudicial a la moda como la prisa, por lo que esta propuesta para un look relajado te sentará de maravilla, de manera tal que la idea de abrir tu maleta y llenarla parecerá más atractiva que nunca.

Para ello, ante todo, hay que tener muy en cuenta el eslogan ‘menos es más’ y renunciar a prendas o accesorios con demasiada personalidad que resulten difíciles de combinar. Es mejor optar por básicos como una camiseta blanca, unos tennis veraniegos, un blazer liso de punto, un polo, unos jeans, unas alpargatas o unas zapatillas de loneta. Con ellos, es sencillo vestirse sin pretensiones de ningún tipo y conseguir transmitir la idea de que has elegido tu look al azar (como si eso fuera posible), sin premeditación y casualmente.

El objetivo de esta tendencia de moda es mostrar cierta despreocupación al arreglarse y volverse uno con el todo, en este caso, volverse uno con los relajados entornos vacacionales. Todo esto implica interiorizar la elegancia y renunciar, al menos por un corto espacio de tiempo, a vivir la moda de manera más intensa. Ya tendrás tiempo, en otra temporada fuera de vacaciones, a lucir todo eso que con tanta gana compraste y darte gusto estrenándolo.

 

 

Share:

1 comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *