Frío o calor
Por: Angela Vargas

Tal vez usted ha sido unas de las que, como yo, se ha quejado del clima de Bogotá. Nunca se sabe si va a hacer frío o calor, si hay que guardar la sombrilla o las gafas de sol, o ambas, o ninguna. Para evitarse dilemas, después estar gritándole al destino y desquitarse hasta con el perro del vecino, lo mejor es cargar en su bolso ambas cosas.

Además, porque estamos destinadas a que el clima de la ciudad pase de una lluvia torrencial al calor más sofocante en cuestión de horas. Y es que no es para que se vea bonita y a la moda con las últimas gafas de colección o con el paraguas del color que está de temporada, sino por su salud. No vaya y sea que pesque un resfriado o que termine con problemas oculares por no usar las gafas.

Frío o calor

Y si lo piensa bien, no pesan tanto; evita mojarse o vivir con los ojos a medio cerrar, utilizando su mano a modo de visera de sol. Estos accesorios se convirtieron en elementos imprescindibles a la hora de salir de casa.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *