Estilo de vidaPadres

¿Cómo regresar a estudiar o trabajar después de las vacaciones?

¿Cómo regresar a estudiar o trabajar después de las vacaciones?

Prevención del Síndrome post vacacional

Por: Carolina Gallego Charry

El síndrome postvacacional es en realidad un concepto amplio que describe una incapacidad de adaptación al estudio o al trabajo tras la finalización de las vacaciones. Esta inadaptación conlleva una serie de síntomas en forma de desequilibrios físico-psíquicos (reacciones).

Estamos ante un conjunto de síntomas que reflejan un estado de ánimo como reacción de rechazo al estudio o al trabajo tras un período más o menos prolongado de vacaciones. Estos síntomas pueden situarse próximos a la depresión, irritabilidad, astenia, tristeza, apatía, ansiedad, insomnio, dolores musculares, tensión, nauseas, extrasístoles (palpitaciones), taquicardias, sensación de ahogo y problemas de estómago, entre otros.

El desajuste horario es la principal causa, seguida del cambio en el ritmo diario y en los ciclos, cambio en las comidas y sobre todo, en nuestra actividad social relacional. Si a esto le añadimos el regreso a un entorno de demandas y exigencias y a un ritmo que nos hace cambiar bruscamente nuestros hábitos de las últimas semanas, tenemos muchas posibilidades de ser víctimas del síndrome postvacacional. No nos afecta de igual manera a todas las personas, porque debemos tener en cuenta que además de la variable de entorno, existe otra variable más importante aún: la percepción subjetiva, la vivencia de nuestra vuelta al estudio o al trabajo, y dicha vivencia puede ser positiva o negativa.

¿Cómo regresar a estudiar o trabajar después de las vacaciones?

Debemos reconocer que el entorno del estudio o del trabajo es un elemento fundamental junto a la percepción que de dicho ambiente tenemos. Así, la relación con los profesores, jefes, colaboradores y compañeros ha de basarse en una comunicación fluida, que puede hacer más llevadero el proceso de adaptación al regreso.

El tiempo que estamos de vacaciones también es otro elemento que influye notablemente. Nosotros aconsejamos repartir o dividir el periodo de vacaciones de modo que podamos disfrutarlas en dos periodos siempre que sea posible. Una vez que el fin de las vacaciones está próximo, no dejar todo para última hora, sino regresar tres o cuatro días antes e ir adaptando nuestro ritmo al habitual.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *