Padres

Calidad de vida para los niños: estimulación psico-afectiva

Calidad de vida para los niños
Por:  Juan Sebastián Castellanos

Los padres deben conocer y entender que un bebé desde el feto hasta los 5 años desarrolla el 85% de su cerebro. Es decir, el niño absorbe todo lo que ocurre en su entorno porque está aprendiendo del mundo, es por eso que la responsabilidad de tener a su hijo en un ambiente sano es muy importante. De igual forma, se debe siempre pretender incentivarlo a conocer nuevas cosas, ya que ello le permitirá desarrollar una mejor calidad de vida.

Hay 4 pasos fundamentales que se deben tener en cuenta para desarrollar una buena estimulación psico-afectiva:

ANIMACIÓN: La madre o padre tiene que estar alegre, cantando, bailando e induciendo a su hijo a la felicidad, para que el niño pueda estimular mejor su lenguaje y su socialización. Si el padre o madre realiza estas actividades triste, le trasmitirá desconsuelo y amargura al niño, por lo cual le cogerá tedio al canto o a la socialización con otros niños.

REFLEXIÓN: El padre o madre siempre tiene que estar atento a su hijo para identificar patrones de comportamiento. El buen padre o madre tiene que leer, investigar e indagar sobre nuevos ejercicios de estimulación, sobre la alimentación, entre otros aspectos.

Calidad de vida para los niños

DEMOSTRACIÓN: Los padres siempre deben dar ejemplo de cómo tiene que ser la vida a sus hijos. En todo momento los padres tienen que mostrarle al hijo que la vida se toma de la manera más positiva, con actitud, con sociabilidad. Pero si al niño se le muestra, pereza, inactividad, vagancia, discusiones y violencia; el imitará el comportamiento de sus padres bajando su calidad de vida

EVALUACIÓN: El hijo siempre va a reflejar resultados en su comportamiento, por ejemplo: cuando se ven con un buen pediatra o alguien ajeno que no vea a su hijo de seguido, notará inmediatamente si el niño es activo o como se dice coloquialmente: ‘si es despierto o no’. El niño se comportará como se lo ha enseñado su padre o su madre y por supuesto la salud de este se verá influenciada. Cuando un bebé se enferma constantemente, no come, no duerme, o se queja mucho, es porque está absorbiendo la energía de la casa, es decir, los sentimientos, las emociones y la dedicación higiénica e intelectual que han ejercido los padres con su hijo. Si el hijo está atrasado en ciertas habilidades, es porque los padres están llevando alguna situación de forma incorrecta y está afecta al niño. Si en su hogar el niño es alegre, sociable, avanzado en sus habilidades, es porque el niño refleja tal armonía que hay en el hogar.

Por eso lo mejor es que le dedique tiempo de calidad a su hijo: siéntalo, escúchelo, motívelo y tenga presente que de usted depende formar personas con criterio para poder afrontar el mundo actual.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Pin It on Pinterest