Cuando aprendí a no esperar nada de nadie

Cuando aprendí a no esperar nada de nadie. Reduce tus expectativas y vive feliz

Cuando aprendí a no esperar nada de nadie. Reduce tus expectativas y vive feliz

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Pin It on Pinterest