Cocina

Trucos para reducir el consumo de carbohidratos

Ya sabemos que reducir carbohidratos, sobre todo y azúcares refinados, es una forma muy eficaz para bajar de peso. Por eso, una dieta baja en estos alimentos provoca una disminución del apetito y, automáticamente, se ingieren menos calorías.

Por: Alejandra Sarria

De acuerdo con varios estudios, seguir una dieta baja en carbohidratos puede hacerte perder 2-3 veces más peso que una dieta baja en grasa y restringida de calorías.

Puedes tener en cuenta estos cinco trucos para consumir menos carbohidratos:

Truco No. 1:

Abandona las bebidas azucaradas. Los jugos y bebidas gaseosas azucaradas no aportan valor nutricional alguno, no te satisfacen y buscarás más alimentos para llenarte, aumentando innecesariamente los niveles de calorías consumidos y probablemente busques carbohidratos.

Trucos para reducir el consumo de carbohidratos

Truco No. 2:

Come más vegetales. Aumentando el consumo de vegetales, excepto la papa y el maíz, el cuerpo te pedirá menos carbohidratos. Elige vegetales de hojas verdes, coliflores, aguacates, hongos.

Truco No. 3:

Consume más grasas saludables. Este tipo de grasas te satisfacen, son nutritivas, evitarán que comas de más y que busques la sensación de «lleno» rápida que dan los carbohidratos. Las mejores fuentes de grasas buenas son el aceite de oliva, las nueces, los aguacates, los pescados grasos y las semillas de lino.

Trucos para reducir el consumo de carbohidratos

Truco No. 4:

Asegura una ingesta correcta de proteínas. Verifica estar ingiriendo suficientes proteínas, hasta el 35% del total de tus alimentos pueden ser proteicos, y de ese modo tu cuerpo tendrá lo que necesita para funcionar sin necesidad de carbohidratos. Y, además, los alimentos con proteínas  – frutos secos, lácteos, huevos, carnes, cereales integrales – llenan mucho más, para no excederse en el consumo de hidratos.

Truco No. 5:

Elige calidad por sobre cantidad. Al tiempo que sigues los pasos anteriores de aumentar tu consumo de grasas saludables, vegetales y proteínas, acostúmbrate a reducir el tamaño de tus platos. Un plato enorme de pasta no es necesario: una porción pequeña del tamaño de una taza es suficiente, y acompáñalos de porciones más grandes de vegetales y alimentos bajos en hidratos.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *