Belleza

Cuidados según nuestro tipo de cuerpo

¿Por qué algunas dietas y ejercicios funcionan solo en algunas personas? Todo depende de tu tipo de cuerpo y de algo llamado metabolismo.

Por: Héctor Ramírez

Los ejercicios y las dietas no son patrones que todo el mundo puede seguir. Lo que funciona en una persona, no necesariamente podría funcionarle a otra. Esto se debe a que las formas en las que ganamos peso son diferentes, además de ser consecuencia de nuestro propio metabolismo. La forma de nuestro cuerpo también influye. A continuación te daré algunos consejos de alimentación según tu tipo de cuerpo.

Tipo pera:

Este tipo de cuerpo se caracteriza por cargar peso adicional en la parte de abajo, especialmente en las caderas, muslos y cola, mientras la cintura y el busto suelen ser pequeños.

La dieta para el cuerpo tipo pera debe ser rica en proteína y lácteos. Como el tipo pera suele retener líquidos en la zona baja del cuerpo, es recomendable disminuir el consumo de sal y embutidos. Las harinas pueden ser consumidas con moderación aunque se prefiere su versión integral. Debe consumir frutas hidratantes como piña o melón, las cuales aceleran el metabolismo por su efecto diurético.

Cuidados según nuestro tipo de cuerpo

Tipo manzana:

 La tendencia de este tipo de cuerpo es a acumular grasa principalmente en la cintura y el abdomen, además suele sufrir de hinchazón estomacal.

El cuerpo tipo manzana debe evitar las comidas ricas en grasa, bebidas azucaradas o alimentos que provoquen la distención del colón (como el pimentón). Se recomienda comer entre 5 o 6 veces al día, pero reduciendo el tamaño de las porciones. Para evitar la hinchazón es bueno que incluyas altas cantidades de fibra en tu dieta, además de verdura y lácteos descremados.

Tipo reloj de arena:

Aunque es el tipo de cuerpo más armónico, gracias a su figura proporcional, tiene la desventaja de que cuando hay aumento de peso por pequeño que sea, se hace evidente de forma pareja, dando la sensación de demasiada voluptuosidad.

Es recomendable comer 5 veces al día, evitando las harinas y azúcares procesados. Puedes consumir granos (lentejas, garbanzos), proteínas y omega 3 (salmón, atún). Puedes incluso incluir en tu dieta frutos secos y frutas ricas en vitamina B y C.

Cuidados según nuestro tipo de cuerpo

Tipo rombo:

Son mujeres con una silueta recta debido a que su cintura es poco marcada, sus caderas y pechos suelen ser pequeños y su espalda un poco ancha. El metabolismo del tipo rombo es rápido, por eso estas mujeres no suelen ganar peso con facilidad; es importante que incluyas en su dieta grasas saludables y proteínas vegetales. El aguacate, los frutos secos y ensaladas son tus aliados para mantenerse en forma.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *