¿Placer o complacer?

¿Placer o complacer?  Uno más uno son dos…¡así de simple!

Por: Isabel Zuluaga

¿Placer o complacer? El porno heterosexual se empeña en convencernos de que pase lo que pase, el buen sexo radica en satisfacer únicamente al hombre y hacerlo venir a chorros. Sin embargo, la verdad es que para que hayan chispas de amor, pasión y locura debajo de las sábanas, es necesario que tanto el chico como la chica gocen por igual.

No se trata de ver venir al otro para sentirse el más pro, si no de gozar simultáneamente y asumir el sexo como una experiencia que nos permite descubrir nuestro cuerpo y el de nuestra pareja.

A seguir, te contamos porque el sexo solo es bueno cuando se trata de complacerse mutuamente.

¿Placer o complacer? – No.1

Las relaciones sexuales no se tratan de competencias olímpicas en las que uno de los dos debe recibir premios por haber hecho más goles que el otro. ¡Nada que ver! La idea es compenetrarse y gozar de la experiencia sin empeñarse a contar el número de orgasmos.

¿Placer o complacer? – No.2

Los encuentros sexuales son placenteros cada vez que nos desinhibidos por completos y dejamos de esforzarnos por hacer que el otro goce. ¡Sé tú y serás testigo de cómo lo demás llegará por añadidura!

10 preguntas que cambiarán por completo tu vida sexual¿Placer o complacer? – No.3

No eres la esclava de nadie, no naciste aprendida y tampoco tienes porqué saber todos los movimientos para hacerlo gozar sin parar. Cada cuerpo es diferente y merece ser descubierto con todo el respeto, la curiosidad y fuego del caso.

¿Placer o complacer? – No.4

La sociedad actual nos hace creer que debemos ‘tirar’ a diario y debemos desempeñarnos como las mejores actrices porno del planeta. Querida, haz sencillamente lo que te nazca y no te sientas presionada a ser alguien que no eres. ¡Deja que tu ritmo interno comande tus movimientos!

8 posiciones ideales para arrucharte con él¿Placer o complacer? – No.5

No se trata de estar perfecto para el otro, si no de amarnos, desearnos y conectarnos con nuestra energía sexual, para de esa forma dar sin expectativas, más por el simple acto de entrega de dos cuerpos.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Pin It on Pinterest