Parejas

No todos los días son buenos para tener sexo

Tener sexo todos los días no es malo, pero no debe ser impuesto. A veces no hay ganas, a veces es bueno cambiar de plan, o a veces no hay disposición. Lo importante es entenderlo y aceptarlo.

Por: Héctor Ramírez

Nadie niega los beneficios físicos y psicológicos de tener sexo, además estrechar los lazos que unen a una pareja. Sin embargo sobre el tema se habla poco, para algunos aún es un tabú. ¿Cuánto sexo deberíamos tener? ¿Es malo tener sexo todos los días?

No todos los días son buenos para tener sexo

Tumblr: couplenature

Ginecólogos y terapeutas de pareja afirman que tener relaciones a diario no afecta de ninguna manera nuestra salud íntima ni nos perjudica de ninguna forma. El sexo frecuente es bastante importante, nos dice que contamos con una relación saludable y estrecha y que ambos miembros se sienten a gusto. Siempre que las relaciones se presenten de forma voluntaria y que impliquen placer para ambos, no existe problema alguno de que los encuentros sexuales a diario dañen de alguna forma nuestra salud ni nuestra relación.

No debe ser algo impuesto.

Puede ser nocivo para una pareja tener sexo a diario si se trata de una acción obligatoria o se lleva a cabo solo para el deleite de una de las partes.

No todos los días son buenos para tener sexo

Tumblr: ilove-kissingyou

Ahora, si llevas un tiempo en el que no se te antoja el sexo, lo primero que debes saber es que es completamente normal y que todos pasamos por eso alguna vez en la vida. Existen diferentes razones, independientemente de tú estado civil, sentimental e incluso de tú edad, estas varían desde la pereza, problemas psicológicos como la depresión o traumas sexuales. Estos pueden ser:

  1. Insonmio: Si no puedes dormir, es perfectamente normal que por tu cabeza ni pase fugazmente la idea de tener sexo. Las mujeres son más propensas a sufrir de insomnio y de trastornos relacionados con el sueño lo que se traduce a cansancio crónico que no ayuda a hacerlas sentir deseables. La única solución para esto es dormir.
  2. Problemas de fertilidad. Si no pueden quedar embarazados es normal que el deseo sexual mengue después de algunos intentos fallidos. Esto se da por dos motivos: primero, inconscientemente se activa un mecanismo en defensa contra el fracaso y el segundo, el sexo se ha convertido de una obligación nada sexy.
  3. Infidelidad. Cuando uno de los dos es infiel, es normal no querer tener sexo con la respectiva pareja. La primera razón es la culpa y por consiguiente el asco. Pasa en ambos sentidos, tanto si te fueron infiel como si tú cometiste la infidelidad.
  4. Estrenando bebé. Si una mujer acaba de parir es lógico que quiera abstenerse del sexo durante un tiempo. Ahora estará dedicada a cuidar del bebé, además de estar exhausta la mayor parte del tiempo, además de no estar cómoda con su cuerpo.
  5. Problemas con la tiroides. Una de las principales causas de la falta de deseo sexual es irregularidades en la tiroides. Si llevas mucho tiempo sin deseo sexual sería excelente que consultaras con un especialista para que evalúe tu tiroides.
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Pin It on Pinterest