Parejas

5 signos de que estás viviendo una relación tóxica

Una relación debe servir para crecer, de lo contrario lo mejor es alejarse. Por eso, debes estar pendiente de que no se te convierta en algo tóxico y dañino.

Por: Alejandra Sarria

Signo No. 1:

Una persona es la que lidera la relación: Una de las dos personas es quien toma las decisiones importantes, es la que pauta los tiempos y quien define el rumbo que lleva la pareja.

Esta situación se da cuando uno de los dos integrantes tiene un temperamento más permeable frente a ciertas presiones. También una mayor vulnerabilidad hace que el otro tome las riendas de la pareja.

Este comportamiento no es sano, es fundamental que ninguno de los dos miembros de la pareja sea dependiente emocionalmente.

5 signos de que estás viviendo una relación tóxicaSigno No. 2:

Los dos integrantes de la pareja son co-dependientes: Ambas personas dependen uno del otro. Nadie debe necesitar de nadie para vivir, y menos para poder tener una relación saludable. Aunque parezca que el dolor de una separación será insoportable, la necesidad o el miedo nunca son razones válidas para mantener una pareja.

Cada integrante debe ser responsable de sí mismo y de las decisiones que toma.

5 signos de que estás viviendo una relación tóxicaSigno No. 3:

El pasado tiende a justificar el presente: Se recurre al pasado de cada uno, con sus aspectos positivos y negativos, para justificar los hechos actuales.

Se usan las cosas que el otro hizo mal para así culparlo y manipularlo.

5 signos de que estás viviendo una relación tóxicaSigno No. 4:

Cuando se habla en términos de “completarse”: Cuando una pareja expresa y vive ciertas conductas en términos de completarse mutuamente, es una señal de que hay problemas.

¡ERROR! Cada persona debe “completarse” y llenar sus expectativas por sí mismo. No se puede buscar en el otro lo que a mí me falta. Si realmente alguien necesita algo, lo ideal es tratar de cultivarlo por sí mismo.

5 signos de que estás viviendo una relación tóxicaSigno No. 5:

Cuando la mentira es recurrente: Si estás en una relación en la que sabes que el otro te oculta algo o en la que tú escondes algo, es una relación tóxica.

Nunca se debe justificar esta actitud, aunque sea una omisión. Si hay cosas que a la otra persona no se le puede decir, ya sea por temor o por falta de confianza, entonces es una señal de que las cosas no están funcionando como deberían.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Pin It on Pinterest