¡Que nadie se meta con tu dignidad!

Dignidad. Nos preguntamos por qué hay personas a las que nadie respeta, les pasan por encima  y no se quejan. Viven con miedo a decir lo que piensan.  ¡Mal!

Por: Laura Asprilla- @amidigamenegra

Dignidad ante todo. Aprende a decir NO, defiende tu espacio y tus derechos.

Con el pasar del tiempo y el trasegar por la vida algunas personas van perdiendo la autoridad, terminan convirtiéndose en marionetas humanas, sin darse cuenta terminan por hacer siempre lo que otros quieren y la dignidad se pierde. Muchas veces dicen “sí” a algo queriendo decir “no”, toman una decisión que no querían y al instante su inconsciente les está diciendo ¿Qué pasa, pendejo, por qué hiciste eso? ¡Arréglalo!  Pero no lo hacen, y en eso se convierte su vida en una frustrada e infeliz existencia. Se acostumbra a ser ultrajado, se acostumbra a las injusticias en su contra y ya no siente molestias porque termina pensando que se lo merece.

Para evitar llegar a este punto, en el que se ultraja la dignidad, las personas deben ser conscientes en cada momento de su vida,  de los derechos básicos, no los derechos fundamentales para garantizar una vida digna, que están en la Constitución, sino derechos de la dignidad:

  • Entender que tenemos derecho a equivocarnos. Equivocarnos en público sí es posible, derecho a pedir la libertad de “ublime”, frente a toda una nación. Derecho a equivocarnos con otras personas, y no por eso hay que permitir pisotones en el ego.
  • Derecho a cambiar de opinión, si así lo deseamos. Si se arrepiente de casarse un día antes, tiene a derecho a cambiar de opinión y cancelar horas antes. Dignidad es luchar por sus creencias e ideales.
  • Derecho a no saber, y a hacer preguntas de lo que no sabemos. Tenemos derecho a la ignorancia de ciertos temas. Derecho a la estupidez. Dignidad es reconocer que no se sabe pero querer salir de la duda.
  • Derecho a ser exitosos y a fracasar. Derecho a ser ascendidos y despedidos. Derecho ser enamorados y cachoneados. Dignidad es aceptar lo que venga, con la mejor actitud, después de todo, todo es aprendizaje.

Después que entiendas esto, vas a poder decir NO, cuando lo necesites, sin miedo al rechazo, a la intimidación o a hacerle daño a los demás. Piensa cuáles son tus metas, y qué decisiones no debes tomar para ponerlas en riesgo. Por supuesto tus derechos van hasta donde empiezan los derechos de los demás, pero eso no indica tu dignidad deba ser pisoteada.

About Laura Yineth Asprilla Carrillo

Comunicadora social, de universidad privada en un país tercermundista, negra, rola. Fotógrafa por gusto y columnista por accidente. Gusto por las crónicas, el periodismo cultural y trabajadora por promover y dignificar la cultura afrocolombiana. Jefe web y todera en Revista Punto Zero. No toma café en Starbucks y no usa Instagram.
Author: Laura Yineth Asprilla Carrillo
Tags
Leer entrada anterior
intimate young couple during foreplay in bed
5 Posiciones sexuales para ejercitar los brazos

Brazos  y  antebrazos  son  otros  de  los beneficiados gracias al señor sexo. Puedes implementar una buena sesión con tu pareja...

Cerrar