Opinión

Hombres ambivalentes y sus huidas

Sentada en un sofá, tomándome un tinto y viendo llover, me pregunté el por qué hay hombres que aparecen y desaparecen de nuestras vidas sin que nadie les haya hecho ni dicho nada.

Por: Paola Cruz

Vea, si está saliendo con un hombre ambivalente que no deja de enviarle señales confusas y que la está volviendo loca con su variabilidad no se culpe. Es él no usted. No se lo tome como algo personal y no se sienta rechazada. Considérelo como una persona con serios problemas de madurez que interfieren en su capacidad para comprometerse. Simple, ¿no?

No intente ayudarle a que aclare sus ideas. Puede hablar con él y descargar sus sentimientos, pero no logrará cambiar nada, pues su problema no tiene nada que ver usted. Lo único que puede hacer, es animarle a que busque la ayuda de un profesional.

Hombres ambivalentes y sus huidas

Resista la tentación de acercarse más a él. Es normal que sienta miedo de perderle, pero sus sentimientos por usted son, probablemente, lo que provocó su inseguridad, así que correr tras él no va a funcionar.

No siga el ritmo de su agenda y haga lo que quiera o lo que tenga que hacer. Trabaje en las cosas pendientes del trabajo o de la universidad, lea, vaya a cine, salga, vaya al gimnasio, practique yoga y olvídese de él. Use su energía para alcanzar sus propios objetivos, no para solventar los problemas que él tenga. Debe dejarlo tranquilo y darle espacio para pensar.

Acepte su actitud confusa tal como es. El hecho de analizarlo y tratar de justificar todo lo que hace puede llegar a volverla más loca, y es que no hay explicación lógica para su comportamiento. Así son los hombres y esa su naturaleza. ¡Y por favor deje de pensar que será usted la que va a lograr cambiarlo a punta de amor! Eso no pasa en la vida real.

Hombres ambivalentes y sus huidas

Establezca los límites de su actitud respecto a usted (por ejemplo, no va a tolerarle que la deje plantada otra vez) y respételos. A los hombres ambivalentes, no les gustan los límites que les obliguen a aceptar y comprender sus necesidades, ellos son emocionalmente incapaces de hacerlo, así que puede que desaparezca. No se preocupe, si realmente le interesa volverá… Y si no… solo de vuelta a la página y empiece de nuevo. Que “hasta mejores se le habrán caído de la cama”.

 Ahora, no dude en darle un ultimátum. ¿Quiere que esté con usted porque quiere o por miedo a ser abandonado o por comodidad? Estudie, evalúe y defina que quiere. Pero lo más importante, es que no se quede como una tonta esperando que la decisión la tome él.

Share:

1 comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Pin It on Pinterest