Mujer

La delgada línea que separa la pasión de la intensidad

La delgada línea que separa la pasión de la intensidad

La delgada línea que separa la pasión de la intensidad. ¡Cuando te pasas de mamona!

Por: Isabel Zuluaga 

La delgada línea que separa la pasión de la intensidad. Es mejor que seas cautelosa con los límites invisibles, pues no hay nada peor que ser catalogada de intensa por un amor, un amigo o incluso, un desconocido. ¡Evítate estos rótulos!  Este artículo te ayudará a discernir la delgada línea entre ser apasionada e intensa.

¡Échale un ojo y saca tus propias conclusiones!

La delgada línea que separa la pasión de la intensidad – No. 1

Darle like a todos sus posts solamente te hará lucir como una stalker desesperada que vive en función de cada uno de sus movimientos.

La delgada línea que separa la pasión de la intensidad – No. 2

Una cosa es llamarlo una vez al día para saludarlo, pero otra muy distinta es llamarlo cada hora para saber dónde y con quién está. ¡Bájale al control!

La delgada línea que separa la pasión de la intensidad – No. 3

Que te presente a sus amigos y de repente quieras convertirte en la mejor amiga de cada uno de ellos, solo demostrará lo desesperada que estás por agradarles. ¡Bájale al voltaje, mujer!

La delgada línea que separa la pasión de la intensidad – No. 4

Uno puede ser tierno, pero ni que él sea una melcocha como para estar lamboneando todo el tiempo. ¡Dale respiros de tu cariño!

La delgada línea que separa la pasión de la intensidad – No. 5

Que no seas tú la que siempre le escribe por las mañanas o en las noches. Permite que él también tome la iniciativa.

La delgada línea que separa la pasión de la intensidad – No. 6

Las declaraciones de amor le caen bien a cualquier persona enamorada, pero evita hacerlas todo el tiempo. Se convertirán en poco más que palabras rutinarias y simplonas. ¡Pilas!

La delgada línea que separa la pasión de la intensidad – No. 7

Está bien preocuparte por él, cuidarlo cuando se enferma y apoyarlo con sus problemas, pero por nada del mundo te conviertas en su mamá. ¡El ya tiene una!

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Pin It on Pinterest