Vestuario

5 prendas de lencería que ellos aman ver en una mujer

No es un secreto que cuando compramos ropa interior no solo queremos sentirnos cómodas, sino que ellos también se sientan así. Por eso, esta es una lista de la ropa interior que a ellos más les gusta.

Por: Alejandra Sarria

Prenda de lencería No. 1:

Trajes fetiches: Los diminutos trajes femeninos los vuelven locos porque ellos aman que una mujer se vista para su placer. Así que la colegiala infantil, la firme enfermera con la jeringa, o la ley de la mujer policía son las perfectas para sacar del armario.

5 prendas de lencería que ellos aman ver en una mujer

Foto: Istock

Prenda de lencería No. 2:

Tangas, ligeros, medias, sujetadores: Casi siempre estas piezas de lencería femenina son una locura y delicia para los ojos masculinos. Los hombres aman el encaje, porque este muestra y sugiere mucho a la imaginación.

En cuanto a los colores, no existen preferencias, aunque el blanco, negro o rojo están entre los más solicitados. Azul, lavanda, celeste o melocotón están también en la lista de los predilectos.

Prenda de lencería No. 3:

Corsés: No existe hombre en el mundo que no le gustaría ver a su mujer dentro de un pequeño corsé, que dibuje su cintura y perfeccione su silueta. Además combinado con unas medias hasta el muslo o una pequeña tanga, junto con un sexy sujetador también de encaje.

Todo esto, conduce al hombre a su punto de excitación. Los colores, los de las chicas malas, como el rojo, negro o blanco.

5 prendas de lencería que ellos aman ver en una mujer

Foto: Istock

Prenda de lencería No. 4:

Bodies: Los bodies son trajes de lencería enterizos de una pieza que combinan el satén con la malla en una misma pieza, los vuelve realmente locos a ellos. Los colores sensuales, como rojo o negro, combinados con distintos materiales, entre los cuales no puede faltar el encaje o el raso, son combinaciones perfectas para que él sólo piense en ti.

Prenda de lencería No. 5:

Bata: La bata de seda satisface la necesidad del hombre de tocar algo suave y flexible. La sensualidad de este pequeño vestido es indiscutible y contundente, además ellos aman mirar a la mujer mientras usa una bata. Ni hablar si bajo esa bata, hay un conjunto de ropa interior con encaje y portaligas.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Pin It on Pinterest