Los principales enemigos de matrimonio

Los enemigos del matrimonio, en el siglo en que vivimos, se multiplican con una rapidez inusitada, y los peores no son los que atacan desde afuera, sino los que se originan en su interior.

Por: Héctor Ramírez

El matrimonio, en ninguna época de la historia, ha sido fácil. Sin embargo, es un hecho que los matrimonios de nuestros padres o abuelos podían durar de veinte años en adelante, mientras que los de nuestra generación tienen a terminarse en menos de diez. Los únicos responsables de esto son los integrantes de la pareja, pero es innegable que el nuevo siglo ha traído consigo obstáculos adicionales que dificultan un matrimonio amoroso y duradero, y a continuación te traigo algunos de ellos:

Los principales enemigos de matrimonio

Tumblr:giphy-4-gif

  1. Las adicciones. Las adicciones rompen miles de matrimonio diariamente: las drogas, las compras compulsivas o el juego están a la cabeza de una larga lista de causas que pueden arruinar tu matrimonio. El problema de una persona adicta es que, por lo general, se niega a reconocer su adicción, sobre todo al principio. En Alcohólicos Anónimos recomiendan dejar que la persona “toque fondo” para que reconozca que tiene un grave problema.

Para negar su problema, muchos adictos, acuden a expresiones tipo: “Todo el mundo bebe, compra, juega”. Esta negación del problema resulta muy contraproducente para el matrimonio.

  1. Las relaciones con alguien externo al matrimonio. No tiene por qué ser una infidelidad consumada. Existen muchos coqueteos que se pasan de la raya, aunque hay que tener cuidado con los celos infundados, pues estos son la principal causa por la que un buen matrimonio puede llegar a acabarse. En este ámbito, más que nunca, hay que usar el sentido común para establecer qué relación puede poner en peligro un matrimonio.
  2. La ira. Es una emoción muy destructiva y muchos matrimonios se rompen por no saber manejarla. ¿Cómo podemos evitar los enfados, las discusiones y, en última instancia, la ira? Relativizando. ¿Cómo así? Intentando ver las cosas desde un punto de vista diferente.

¿Parece sencillo verdad? Bueno, míralo de esta manera: ¿eso que te ha molestado será un problema dentro de 10 años? Lo más probable es que no, por tanto, no te cargues de energía negativa por culpa de eso, en su lugar, recompénsate por haber sido capaz de haber pasado por esa situación sin haber perdido los nervios. Siempre que la ira intente conquistar tu corazón, recuerda el amor que existe en tu matrimonio y entrégate a él. Eso bastará para calmarte.

Author: Héctor Ramírez
Tags
Leer entrada anterior
Celulitis es hora de acabarla
Celulitis es hora de acabarla

Celulitis o piel de naranja como es conocida aparece en el 90% de las mujeres. Nosotros en Simpecado te damos...

Cerrar