ARTURO CALLE revoluciona la forma de comprar cinturones

La firma de moda masculina trae a Colombia el Belt Bar, un nuevo concepto que le permite al cliente participar del diseño y armado de su propio cinturón.

Por: Arturo Calle

ARTURO CALLE, revolucionando la experiencia de compra de sus clientes, lanza al mercado colombiano el primer “bar” que les ofrece la posibilidad de participar del diseño y ensamble de su propio cinturón, llevando consigo un producto totalmente exclusivo y acorde a su personalidad.

El Belt Bar, está ubicado en el recién inaugurado almacén ARTURO CALLE Leather en el Centro Comercial Fontanar, la primera tienda especializada en calzado y marroquinería de la marca en el país.

ARTURO CALLE revoluciona la forma de comprar cinturones

Según Pilar Medina, Gerente de Diseño de ARTURO CALLE, la moda es una cuestión de personalidad y en ocasiones nos gusta marcar la diferencia, por ello, a través del Belt Bar los hombres podrán conseguir un cinturón verdaderamente exclusivo, dado que son infinitas las opciones a la hora de su elaboración.

“La novedad también radica en que es posible tener la experiencia y la oportunidad de ser parte del diseño del cinturón, lo que se traduce en un aprecio especial por lo que estás llevando”, aseguró Medina.

En cuestión de minutos el cliente obtiene un cinturón que se adapta a su gusto y medida, solo debe escoger la tira y la hebilla de su preferencia. Los cinturones del Belt Bar son además, diferentes a los que se encuentran disponibles en el resto del mercado. Cueros trabajados, aplicaciones de rodillo y hebillas importadas con diseños mucho más elaborados, son algunas de las novedades. En total son más de 60 referencias, es decir, más de 3 mil posibles combinaciones entre clásicas y casuales.

Y es que la personalización del producto viene desde la curtiembre, lugar en donde se seleccionan cuidadosa y artesanalmente las hojas de cuero que harán parte del Belt Bar.  Luego en la fábrica de ARTURO CALLE, personal especializado se encarga de cortar, pulir, entintan (en algunos casos) y terminar a mano las piezas de cuero.

Finalmente, en la tienda, los expertos del Belt Bar se encargan de tomar las medidas y ensamblar las piezas seleccionadas por el cliente, con la ayuda de máquinas alemanas e italianas de más de 20 años, que fueron recuperadas por ARTURO CALLE. No hay más de 10 tiras para cinturón por referencia, lo cual asegura la exclusividad del producto.

“El consumidor es cada vez más exigente en cuanto al producto y la experiencia de compra que quiere recibir. ARTURO CALLE es consciente de ello, por eso trae al mercado esta propuesta, única en Colombia, que reivindica que lo artesanal y lo exclusivo pueden ir de la mano” señaló Carlos Arturo Calle, Gerente General de ARTURO CALLE.

ARTURO CALLE revoluciona la forma de comprar cinturones

Acerca de ARTURO CALLE Leather:

La más reciente innovación de ARTURO CALLE, que nace con el ánimo de ampliar la oferta de calzado y marroquinería para el mercado colombiano. Al igual que la línea de ropa para niños, AC Leather cuenta un concepto totalmente original e independiente al de las tradicionales tiendas para adultos.

Es así como el equipo de expertos de la marca recreó un novedoso formato que incorpora elementos industriales (engranajes, piñones, latas de aceite, artículos de carga, etc.) y paredes de cuero y concreto que en sintonía con la madera, evocan los emblemáticos clubes masculinos de la Inglaterra del Siglo XIX.

A través de esta marca, la compañía comercializará zapatos, cinturones, chaquetas de cuero, chalecos, billeteras, maletas, sombreros y manillas; todos elaborados con cuero de la más alta calidad.

Además de las tiendas especializadas, AC Leather estará disponible –a través de corners– en los 76 almacenes de ARTURO CALLE a nivel nacional.

About Revista Simpecado

Nos hacemos llamar revista pero la verdad somos un portal de contenido que se levanta por las mañanas tomando café y pensando cómo los vamos a entretener. Almorzamos los viernes todos juntos como hermanos y hablamos de todo menos de trabajo, porque qué aburrido seria. Nuestro equipo es tan distinto que cuesta imaginarse cómo nos entendemos, pero la Divina Providencia nos hizo el milagrito y más que compañeros somos amigos. Nos tomamos fotos en equipo porque nos queremos mucho.
Tags
Leer entrada anterior
Lo que aprendí de su infidelidad
Lo que aprendí de su infidelidad

Una infidelidad no se le desea a absolutamente nadie pero, así mismo, nadie está exento de ella. No hay nada...

Cerrar