Retomar el sexo y la intimidad de pareja tras dar a luz

Llegado el parto, la mujer entra en una etapa de recuperación física y acomodación psicológica a la nueva situación. Mientras que su cuerpo modifica su equilibrio hormonal para afrontar la lactancia y la creación del vínculo afectivo con el bebé, su mente suele estar pendiente del bienestar del recién nacido.

Por. María José Madarnás

Evolutivamente, la mujer está predispuesta al cuidado del bebé como prioridad. Durante cientos de miles de años esta ha sido una de las claves de la supervivencia del género humano. Pero hoy en día, estos resortes evolutivos se entremezclan con muchos otros hábitos sociales que han evolucionado mucho más rápidamente que nuestros instintos y la bioquímica de nuestro cuerpo.

En no pocas ocasiones, la relación de la pareja mejora con la llegada del bebé, pero otras veces las cosas no funcionan tan bien. La mujer no puede ocuparse de todo; necesita la ayuda de su entorno y este tiene que ser comprensivo respecto a las prioridades de la reciente madre.

De igual manera, la mujer ha de poner también algo de su parte y reconocer la ayuda de las personas de su entorno (si tenemos el entorno adecuado, claro).

Retomar el sexo y la intimidad de pareja tras dar a luz

Foto: Istock

Muchas mujeres pueden llegar a sentirse agobiadas creyendo que están descuidando a sus parejas. El terreno afectivo y sexual requiere de una etapa de recuperación tras el parto para volver a la normalidad previa al embarazo.

Pero aquí es cuando hay que volver a recordar que la intimidad sexual de una pareja es un ámbito que puede ser muy rico y variado.

A nivel fisiológico es cierto que el sexo después del parto necesita de un tiempo de espera prudencial, que variará según haya sido el embarazo y el trance de dar a luz. Pero la sexualidad es mucho más que la penetración. Y esta es una regla que debe aplicarse a cualquier momento de la vida de la pareja.

Reducir toda la amplitud de la sexualidad al mero acto del coito, supone no solo un empobrecimiento del placer que la pareja puede sentir, sino también un empobrecimiento de las muchas maneras de mostrarse afecto que impliquen contacto físico.

Hay que ser conscientes de la nueva situación, de esa nueva criatura que demanda atención continua y que impedirá dormir ocho horas de un tirón. Pero también hay que ser conscientes de que esta etapa no dura toda la vida y que en menos de lo que nos damos cuenta, el bebé será un niño que dormirá solo y la pareja retomará una mayor intimidad.

Retomar el sexo y la intimidad de pareja tras dar a luz

Foto: Istock

La comunicación entre la pareja vuelve a ser, una vez más y como siempre, la clave para solventar juntos las preocupaciones de cada uno de los dos y también las que ambos compartan. Por consecuencia de los nuevos equilibrios hormonales, el humor de la mujer, así como su libido, puede ser cambiante y variar mucho según los días e incluso según las horas del día.

El retorno a la actividad sexual es mejor si se hace de manera progresiva, aumentando la frecuencia poco a poco según las ganas de la mujer se vayan desperezando y su cuerpo esté perfectamente recuperado.

Es vital, además, que la mujer no sienta esto como una obligación, como una especie de “peaje” que ha de pagar para mantener la solidez de la pareja o la satisfacción de su cónyuge. Nada es más destructivo para el deseo sexual que convertirlo en una rutina o en una especie de pago que debe realizar.

 

About Revista Simpecado

Nos hacemos llamar revista pero la verdad somos un portal de contenido que se levanta por las mañanas tomando café y pensando cómo los vamos a entretener. Almorzamos los viernes todos juntos como hermanos y hablamos de todo menos de trabajo, porque qué aburrido seria. Nuestro equipo es tan distinto que cuesta imaginarse cómo nos entendemos, pero la Divina Providencia nos hizo el milagrito y más que compañeros somos amigos. Nos tomamos fotos en equipo porque nos queremos mucho.
Tags
Leer entrada anterior
Soltera, pero no a la orden
Soltera, pero no a la orden

Soltera, pero no a la orden. Un tiempo libre de chicos y para estar con nosotras mismas. Por: Isabel Zuluaga...

Cerrar