Estilo de vida

Adiós a las dietas, hola a la comida saludable

Adiós a las dietas, hola a la comida saludable

Adiós a las dietas, hola a la comida saludable

Por: Alejandra Sarria

Ya no es un secreto que el truco siempre estuvo, está y en estará en comer lo justo, correctamente y todo el tiempo para lograr conseguir el cuerpo que tanto deseamos. Como sabemos que empezar nunca es  fácil, les contamos cómo pueden empezar a evitar el consumo de carbohidratos que es lo que más daño le hace a nuestro cuerpo.

1 – Consume más grasas saludables.

Este tipo de grasas te satisfacen, son nutritivas, evitarán que comas de más y que busques la sensación de “lleno” rápida que dan los carbohidratos. Las mejores fuentes de grasas buenas son el aceite de oliva, las nueces, los aguacates, los pescados grasos y las semillas de lino.

2 – Abandona las bebidas azucaradas. 

Los jugos y bebidas gaseosas azucaradas no aportan valor nutricional alguno, no te satisfacen y buscarás más alimentos para llenarte, aumentando innecesariamente los niveles de calorías consumidos y probablemente busques carbohidratos.Adiós a las dietas, hola a la comida saludable3 – Come más vegetales.

Aumentando el consumo de vegetales, excepto la papa y el maíz, el cuerpo te pedirá menos carbohidratos. Elige vegetales de hojas verdes, coliflores, aguacates, hongos.

4- Asegura una ingesta correcta de proteínas.

Verifica estar ingiriendo suficientes proteínas, hasta el 35% del total de tus alimentos pueden ser proteicos, y de ese modo tu cuerpo tendrá lo que necesita para funcionar sin necesidad de carbohidratos. Y, además, los alimentos con proteínas -frutos secos, lácteos, huevos, carnes, cereales integrales- llenan mucho más, para no excederse en el consumo de hidratos.

Adiós a las dietas, hola a la comida saludable5- Elige calidad por sobre cantidad.

Al tiempo que sigues los pasos anteriores de aumentar tu consumo de grasas saludables, vegetales y proteínas, acostúmbrate a reducir el tamaño de tus platos. Un plato enorme de pasta no es necesario: una porción pequeña del tamaño de una taza es suficiente, y acompáñalos de porciones más grandes de vegetales y alimentos bajos en hidratos.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Pin It on Pinterest